El déficit comercial en Estados Unidos subió un 17.7% en 2020, pero registró una baja de 3.5% en diciembre, debido a la caída de las exportaciones por la pandemia del coronavirus, informó el Departamento de Comercio.

En 2020, el déficit trepó a 678,740 millones de dólares. La balanza de bienes registró un rojo de 915,790 millones y los servicios, un superávit de 237,050 millones.

La brecha del comercio de bienes con China, eje de la discordia durante la administración de Donald Trump, se redujo en 34,400 millones a 310,800 millones de dólares el año pasado por una magra alza de las exportaciones y una pequeña caída de las importaciones.

Así, la reducción ascendió a casi 10% interanual y del 7.56% en diciembre.

En cuanto al intercambio de servicios no se brindaron datos, por lo que no es posible comparar con el dato de 2019, cuando el déficit total ascendió a 307,840 millones.

Por su parte, Pekín había anunciado que el superávit de China con Estados Unidos se había ampliado aún más el año pasado, lo que fue visto como un revés para Trump, quien libró una batalla con el gigante asiático.

Según los datos de China, el superávit comercial de 2020 aumentó un 7.1% hasta los 316,900 millones de dólares con Estados Unidos.

El año pasado, en medio de la pandemia, la demanda de productos médicos y electrónicos para el teletrabajo impulsó las exportaciones chinas a Estados Unidos.

Pero en la dirección contraria, las restricciones a Estados Unidos impidieron exportar a China el nivel de servicios de años anteriores.

Antes de la crisis sanitaria global, las importaciones de bienes de China ya habían disminuido debido a la imposición de aranceles punitivos a una gran cantidad de productos chinos. Sin embargo, lejos de reducir el monto total del déficit comercial de Estados Unidos, esta guerra comercial cambió los flujos comerciales.

Por ejemplo, el déficit de bienes con México saltó 11.16% en el año, hasta 112,750 millones de dólares.

Por otro lado, la pandemia detuvo el comercio con Canadá, socio comercial histórico: el déficit de bienes cayó así un 44% a 14,970 millones.