Economía

Lectura 1:00 min

Economía de EU crece a su mayor ritmo desde el 2014

Avatar de Reuters

Por Reuters

En el tercer trimestre del año la actividad de Estados Unidos se aceleró a su mayor ritmo desde el tercer trimestre del 2014.

La economía de Estados Unidos creció más velozmente de lo estimado inicialmente en el tercer trimestre y anotó su mejor desempeño en dos años, impulsada por el fuerte gasto del consumidor y un incremento en las exportaciones de soja.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció a una tasa anualizada de 3.2%, desde 2.9% reportado previamente, refirió el Departamento de Comercio. El crecimiento fue el más sólido desde el tercer trimestre del 2014 y siguió al avance de 1.4% del segundo trimestre.

La producción también fue impulsada por revisiones al alza en la inversión de empresas en infraestructura y construcción de vivienda, lo que remarca los sólidos cimientos de la economía que sirven de argumento para que la Reserva Federal (Fed) eleve las tasas de interés el próximo mes.

La economía estadounidense podría ganar más fuerza el próximo año si el presidente electo, Donald Trump, consigue que el Congreso apruebe un plan de estímulo que incluye un enorme gasto en infraestructura y recortes de impuestos, según analistas.

Junta eso con un consumidor cada vez más entusiasta respaldado por mayores alzas de salarios, y la economía parece bien posicionada para permanecer en vía de crecimiento hacia el 2017 , comentó Jim Baird, jefe de inversiones de Plante Moran Financial Advisors en Kalamazoo, Michigan.

Economistas estimaban que el crecimiento del PIB en el tercer trimestre sería revisado al alza, a una tasa de 3 por ciento.

Medida por el lado de los ingresos, la economía creció a una tasa de 5.2% ante un repunte en las ganancias corporativas. Ese fue el ritmo más veloz en ingreso interno bruto en casi dos años y tuvo lugar tras una expansión de 0.7% en el segundo trimestre.

El promedio del PIB y del Ingreso Interno Bruto, que los economistas estiman como una medición más exacta del crecimiento económico actual y un mejor predictor de la producción futura, subió a una tasa de 4.2% en el tercer trimestre, el ritmo más veloz en dos años.

Eso tuvo lugar tras una tasa de crecimiento de 1.1% en el segundo trimestre y probablemente exagera la fortaleza de la economía.

El dólar tocó inicialmente un máximo frente a una cesta de monedas tras el dato, para luego devolver sus ganancias y cotizar estable. Los precios de los bonos del Tesoro de Estado Unidos cayeron, mientras que las acciones en Wall Street subieron modestamente.

La fuerte aceleración del PIB en el último trimestre debería borrar cualquier temor remanente de que la economía esté en riesgo de estancarse, después de que el crecimiento promedió sólo 1.1% en el primer semestre.

Eso, junto con un mercado laboral cercano al empleo pleno y una inflación que crece en forma sostenida, podría influir en la Fed para que se sienta cómoda de elevar las tasas de interés en su reunión de política monetaria del 13 y 14 de diciembre. El banco central estadounidense elevó su tasa de interés referencial en diciembre del 2015 por primera vez en casi una década.

Otro reporte del grupo privado Conference Board mostró que el Índice de Confianza del Consumidor subió en noviembre a 107.1 puntos, más de lo previsto y de vuelta a niveles previos a los de la recesión. Los consumidores estaban optimistas sobre el mercado laboral y las condiciones actuales de negocios.

Un informe por separado mostró que los precios de las casas subieron 5.1% en septiembre, con respecto al mismo mes del 2015.

Las exportaciones crecieron rápidamente desde el cuarto trimestre del 2013, impulsadas por las exportaciones de soja tras una cosecha mala en Argentina y Brasil. El comercio contribuyó 0.87 puntos porcentuales al crecimiento y no 0.83%, como se reportó el mes pasado.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.