El peso extendió las pérdidas que registró en la jornada regular y al filo de las 10 de la noche en operaciones electrónicas llegaba a 21.9438 pesos por dólar, niveles no vistos desde noviembre del año pasado.

Con esa cotización la moneda mexicana presentaba una depreciación de 1.80% o 38.64 centavos adicionales al cierre de operaciones de Banco de México.

El tipo de cambio cerró la jornada regular con una cotización de 21.5564 pesos por dólar, con lo que la moneda local perdió 0.51% o 10.92 centavos frente al dólar, y acumuló una racha de seis jornadas consecutivas de depreciación ante el billete verde, un total de 4.22% o 88.76 centavos.

James Salazar, subdirector de análisis económico de CIBanco, explicó que son cuatro factores que han presionado al peso mexicano, entre ellos la aversión al riesgo por la expectativa de alza de tasas de interés de la Reserva Federal (Fed) y el incremento de casos de contagios de Covid-19 en Europa. Comentó que el tipo de cambio podría “tranquilizar” sus operaciones, para estar en 21.30.

Janneth Quiroz Zamora, subdirectora de Análisis de Grupo Financiero Monex, detalló que “de acuerdo con la minuta de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal, se señala que el Comité debería estar preparándose para ajustar el ritmo de las compras de activos y elevar el rango objetivo para la tasa de fondos federales antes de lo previsto si la inflación continúa subiendo”.

ariel.mendez@eleconomista.mx