Pekín. China reportó un superávit comercial menor a lo esperado, debido a las crecientes importaciones y a una disminución de la demanda mundial, lo que envió señales confusas sobre cómo se desempeñó la economía cuando sus mejores clientes de exportaciones vacilaron.

Las exportaciones subieron 19.4% en mayo respecto del 2010, desacelerándose con respecto a 29.9% de abril, mientras que el crecimiento de las importaciones se aceleró 28.4 desde 21.8% en abril, indicó la agencia de aduanas.

El crecimiento de las exportaciones estuvo por debajo de las expectativas de los economistas, que proyectaban 21%, mientras que las importaciones se mostraron más rápidas que el consenso de 22.5 por ciento.

El superávit comercial subió a 13,100 millones de dólares desde los 11,400 millones en abril, pero estuvo muy por debajo de las proyecciones de 18,600 millones.

Los datos comerciales de China siempre son vistos de cerca porque es el mayor exportador mundial y la segunda mayor economía mundial.

Los datos de mayo tuvieron incluso un mayor significado, ya que los economistas intentan evaluar si una reciente desaceleración en la economía mundial es algo temporal o es el inicio de una baja más problemática.

El mensaje general es ni débil ni fuerte , dijo Ken Peng, un economista de Citigroup.

De hecho, los datos ofrecieron algo para todos, lo que podría explicar por qué los mercados financieros no mostraron una reacción significativa.

Aquellos que creen que la economía mundial se recuperará en los próximos meses podrían apuntar a las importaciones de China mayores a lo esperado como evidencia de que la demanda interna sigue saludable en una región que es vital para el crecimiento mundial.

Aquellos que se preocupan por una desaceleración prolongada podrían hallar pruebas de tal afirmación en las cifras de exportación.

Con la inflación por sobre su rango de comodidad, Pekín ha tomado medidas para enfriar a la economía.

Los economistas están supervisando el tema financiero para ver si sus esfuerzos aciertan y enfrían sectores como las propiedades sin golpear a la demanda en general.

Las exportaciones a EU subieron un modesto 7.2% con respecto al 2010, muy por debajo de 25% en abril. En la Unión Europea, las exportaciones subieron 13.2 por ciento.