Más de medio millón de personas abandonaron o cerraron su negocio durante el último año en México por bajas ventas e inseguridad, entre otros motivos, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del primer trimestre del 2011 a igual periodo de este año, 572,526 habitantes bajaron la cortina de su establecimiento.

Edomex lideró el mayor número de cierres, con 61,277, lo que significó 10.7% del total. Le siguieron el DF, con 9.32%; Guanajuato, con 8.39%; Veracruz, con 8.24%, y Tamaulipas, con 4.97 por ciento.

Las causas que orillaron a la población son diversas. El total de personas que cerraron o abandonaron su negocio por bajas ventas y exceso de competencia ascendió a 164,132, es decir, 28.7% del total.

Por razones personales 15.72% dejó de operar su comercio en el país. Otras afectaciones enlistadas por el Instituto fueron: el negocio resultó menos rentable de lo previsto por el propietario, con 14.89%; incumplimiento de los clientes o los proveedores, con 3.68%; falta de crédito para seguir operando con normalidad; con 3.49%, e inseguridad pública, con 3.34%, entre otros factores.

INSEGURIDAD SÍ AFECTA

Por problemas de violencia, 19,109 personas desertaron de su establecimiento, según el INEGI. Cálculos de la Coparmex aseguran que en los últimos cinco años fueron 160,000 las compañías que pararon actividades por ese problema.

La inseguridad relacionada con el crimen organizado es uno de los problemas que más preocupan a los hombres de negocio en México, según KPMG. De acuerdo con el estudio Perspectivas de Alta Dirección en México 2012 , de los 400 ejecutivos considerados, 39% consideró que la violencia es uno de los efectos de mayor impacto en su empresa. Hace un año, sólo 18% mostró inquietud por el tema.

De los encuestados, 54% aseguró que ha sido víctima de robos; 34%, de corrupción; 30%, de amenazas; 24%, de extorsiones; 17%, de fraudes; 15%, de cierre de operaciones y oficinas; 10% de secuestro, y 6%, de un atentado.

Óscar Jiménez, analista de Multiva, comentó que son varios los factores que repercuten en el cierre de un negocio, independientemente del tamaño que éste tenga. Entre ellos destacó la crisis económica, la influenza, fusiones para enfrentar la competencia y la inseguridad.

No podemos negar que la violencia no sólo es un factor que inhibe nuevas inversiones, también repercute en aquellas que ya están instaladas , comentó el analista del grupo financiero.

AUTOEMPLEO

Cifras del INEGI revelaron que, al cierre del primer trimestre del año, 13 millones de personas aseguraron ser trabajador independiente, es decir, 633,300 más que en el mismo periodo del 2011.

[email protected]