El delantero David Villa ha entrado ya en la leyenda de la selección española habiéndose convertido en el máximo goleador de la Roja en Mundiales, mientras sigue su carrera para superar el récord de Raúl con el equipo nacional.

"Entrar en la historia de la selección es un orgullo y me alegra mucho, pero sólo porque han servido de algo (los goles). Siempre prefiero que mi equipo gane a meter un gol", afirmó el jugador de 28 años, tras la victoria contra Chile 2-1 el pasado viernes, en la que abrió el marcador con un gran tanto desde 40 metros.

Ese gol le convirtió en el jugador de la Roja que más veces ha marcado en Mundiales con seis tantos y en uno de los mejores artilleros de la actual Copa del Mundo sudafricana tras el doblete que marcó ante Honduras, a la que España ganó 2-0 el 21 de junio pasado.

Tras convertirse en el español que más ha marcado en Mundiales, ahora el jugador español también quiere convertirse en el máximo goleador de la Roja de toda la historia batiendo a otra leyenda, el madridista Raúl González.

"Estar sólo por detrás de Raúl y cerca de él es un gran honor", aseguró el delantero de la selección española, en declaraciones al diario La Nueva España de su tierra natal asturiana.

"Ojalá pueda seguir marcando goles, pero no sólo por ponerme primero en la clasificación, sino por ayudar a España a conseguir éxitos", añadió el jugador, que está ya a sólo tres goles del "Gran Capitán" madridista.

El "Guaje" (como se denomina a los niños en su región natal de Asturias, en el norte de España) lleva 41 tantos con España en 55 partidos internacionales, a tres tantos de los 44 que marcó Raúl en 102 encuentros y se muestra dispuesto a superar al astro madridista.