Rafael Varane fue el héroe para Real Madrid. El joven defensor no sólo anotó el gol para el empate 1-1, también se mostró implacable en zona defensiva, conteniendo los ataques de los delanteros de Barcelona y nueve minutos antes del final se levantó entre los defensas visitantes, conectó el balón con la cabeza, para anotar el gol, y dar esperanzas al equipo merengue de jugarse todo en la vuelta de la semifinal de la Copa del Rey en la cancha del Camp Nou.

El equipo local inició el partido con el ímpetu de lograr el gol desde el primer minuto, presionando la salida de Barcelona y manejando el balón en media cancha.

Sin embargo, no pudieron sostener el ritmo y, con el transcurso de los minutos, el equipo catalán le quitó la posesión de la pelota.

Ambos equipos se dispusieron a manejar sus mejores sistemas, la tenencia del balón por parte de Barcelona y el contragolpe característico de Real Madrid.

El segundo tiempo inició con el equipo culé controlando el medio campo, Iniesta sacaba su mejor repertorio de pases e improvisaba ante el acoso de Khedira y Alonso, quienes la mayor parte de los minutos corrían tras Andrés.

Cuando más presión ejercía Barcelona sobre la salida de Real Madrid, Messi recuperó el balón, Fábregas quedó ante la portería y sacó un disparo que venció a Diego López para inaugurar el marcador.

A partir de entonces, Barcelona controló el juego y se aprovechó de la ansiedad que se apoderó de los madrileños, desesperándolos con uno y otro toque de balón.

Varane salvó la eliminatoria para Real Madrid con una barrida inmaculada que dejó sin oportunidad a Fábregas de anotar el segundo gol. Pedro y Cesc no pudieron acrecentar la ventaja blaugrana y Cristiano Ronaldo mostró su impotencia al fallar un remate de cabeza cuando se encontraba solo y ante la portería indefensa.

Cuando restaban nueve minutos para el final del partido, el joven defensa francés se alzó entre los defensores blaugranas, conectó con la cabeza el balón, que fue imposible para Pinto detener y así lograr el empate. En los últimos instantes del partido, los merengues buscaron a toda costa tomar ventaja; sin embargo, no pudieron anotar y buscarán en el Camp Nou revertir el resultado que, hasta ahora, los deja eliminados.