Se fue por delante el centauro lusitano. Diego Ventura recibió a Notario de Los Encinos al que colocó muy a su estilo el rejón de castigo, hizo gala del dominio de monturas y no escatimó en florituras, encele y banderillas a bordo de Joselito, Chalana, Bronce y Prestigio, con el que terminó su actuación, al colocar de manera deficiente el rejón mortal y descordando al burel, situación que no demeritó el entusiasmo popular y tras la fuerte petición le otorgaron la primera oreja de la tarde.

En el segundo de su lote, Ventura puso un rejón de castigo de poder a poder montado en Joselito, toreó por la cara y banderilla a bordo de Chalana, enceló a la grupa y por todo el redondel a su enemigo sobre las ancas de Bronce y cerró su actuación con prestigio, pero se le fue la mano muy abajo y silenciaron su labor.

Cerró su participación ante Agradecido con un recibo a portagayola infructuoso luego de adelantar la montura a la suerte, con Gitano logró dos banderillas al quiebro que resultaron espectaculares por su ejecución y sobresalió la puesta de banderillas a dos manos y sin brida montado en Dólar para terminar en las ancas de Prestigio con la rosa, un adorno sobre dos patas y dos pinchazos antes del rejón mortal, muy bajo, para escuchar palmas a su labor.

Por su parte, Emiliano Gamero inició su actuación ante Buen Amigo a bordo de Dejavú, Hijo del Sol, Jaque Mate y Glamour con los que colocó un rejón de castigo, banderillas, adornos y el rejón mortal. Tuvo petición mayoritaria, que no fue concedida por el juez Jorge Ramos y dio la vuelta al ruedo.

A su segundo, Cortés, lo recibió a portagayola, realizó un par de quiebros con mucha exposición y un gran desempeño de su corcel Adame y terminó su labor montado en Glamour, pero pinchó dos veces antes de lograr meter el rejón mortal y tuvo que acudir a la espada de descabello para escuchar palmas al final.

Lo mejor vino con el cierra plaza, un burel de Julio Delgado de nombre Cerrajero, al que lidió a bordo de Mala Cara para la suerte de la garrocha, Adame, para otro espectacular quiebro, Jaque Mate para un violín y Glamour para coronar con la rosa y el rejón de muerte más un golpe de descabello que le valió la petición mayoritaria en los tendidos y conseguir el apéndice desde el palco de la autoridad.

El festejo estuvo a punto de cancelarse por la fuerte lluvia que cayó poco antes de iniciar y durante el desarrollo, fue histórica pues tiene más de 50 años que no se daba un mano a mano entre rejoneadores y la materia prima, los toros de Los Encinos y el de Julio Delgado, tuvieron buena presencia, recorrido y nobleza para el lucimiento de los rejoneadores.

Para el próximo domingo 26, habrá un encierro de la ganadería de Villacarmela para Antonio Ferrera, el regreso a los ruedos de Arturo Macías luego del fuerte percance que sufrió en Las Ventas el año pasado y Luis David.

[email protected]