Los caprichos que han sido juzgados desde los estudios y las tribunas llevan gran parte del éxito en su trabajo. Y es que además de ser un gran entrenador, el que Tomás Boy sea gruñón, práctico y exigente , le ha permitido tener hoy a Morelia en el liderato general del Clausura 2012.

El polémico técnico encontró su segundo aire en Morelia al superar 50% de productividad en las últimas tres campañas (59, 51, 71%), dejando muy atrás 37 y 43% de sus dos primeras temporadas como estratega al frente de Tampico Madero y Gallos Blancos, en las ya lejanas temporadas 89-90 y 90-91.

Isaac Terrazas, exfutbolista que fue dirigido por El Jefe en el Clausura 2004, cuando ambos coincidieron en Veracruz, habló con El Economista sobre las virtudes del estratega, de la fórmula que le permite a Tomás hacer grandes grupos , que además juegan bien al futbol.

Es un técnico que te exige, que te da los límites hasta los que puedes llegar. Hace excelente grupo, yo creo que ése es su éxito, además de que habla de frente y se involucra mucho en el estado de ánimo de sus jugadores, en los problemas, eso le da un plus como entrenador, a parte de sus conocimientos , dijo el exmundialista en Francia 98.

Pero los halagos de Isaac hacia Boy no sólo llegaron en el manejo de grupo. En la cancha es práctico. Te da tres, máximo cinco tareas defensivas y ofensivas, eso lo recuerdo muy bien. En sus equipos todos tienen ambas responsabilidades. Además, obviamente estudia en la semana al rival, revisa videos .

El exzaguero de 39 años tiene bien grabado el fuerte carácter del ahora estratega de Morelia, y de paso, aseguró que Tomás sigue siendo prácticamente el mismo desde hace ocho años que lo tuvo como entrenador.

Estas virtudes de Boy le han permitido, desde su regreso a Morelia en el Clausura 2009, poner a los michoacanos en tres semifinales y una final, quedando a un paso de su primer título como entrenador ante Pumas en el Clausura 2011.

Monarcas expondrá liderato

Los del Jefe Boy visitarán a los Gallos Blancos, conjunto que está urgido de un triunfo por sus problemas porcentuales.

[email protected]