Wimbledon, Inglaterra.- El partido más largo en la historia del tenis fue suspendido el miércoles en Wimbledon por falta de luz cuando el marcador estaba 59-59 en el quinto set.

El encuentro de primera ronda entre John Isner, de Estados Unidos, y el francés Nicolas Mahut ya se había suspendido la noche del martes por falta de luz después del cuarto set.

Los tenistas han estado jugando un total de exactamente 10 horas: siete horas y seis minutos tan sólo en la quinta manga, suficientes para romper el récord del partido más largo, que era de seis horas 33 minutos, impuesto en el Abierto de Francia en el 2004.

Nunca antes en la historia de Wimbledon, que se disputó por primera vez en 1877, un partido de sencillos ni de dobles había durado más de 112 games, una marca impuesta en 1969.

Isner y Mahut jugaron más games que esos tan sólo en su quinto set, y aún no determinan al vencedor, aunque el estadounidense estuvo cerca: tuvo cuatro match points, cuatro oportunidades de dar fin al encuentro, pero Mahut salvó cada uno.

Ni siquiera el tablero electrónico pudo mantener el ritmo: se quedó atorado en 47-47, cuando el marcador ya iba 48-48, y luego se apagó. Aun así los tenistas se mantuvieron en juego.

Todas las cifras han sido sorprendentes: jugaron 881 puntos, 612 de ellos en el quinto set. Isner hizo 98 saques as; Mahut, 95.

Y por si fuera poco, todavía no terminan. Ninguno ha ganado. El partido tendrá que disputarse en un tercer día.

Poco después de las 9 de la noche, Mahut e Isner se acercaron a la red para preguntarle a un oficial del torneo si debían seguir jugando.

"Quiero jugar'', dijo Mahut, "pero no puedo ver''.

BVC