La comisión disciplinaria de la FMF suspendio por cinco juegos al director técnico de Monarcas Morelia, Tomás Boy, quien así se perderá los juegos de la final de la Liguilla del Clausura 2011 y tres del próximo torneo.

En tanto el preparador físico del Sergio Augusto Martín recibió una suspensión de seis partidos y el delantero Miguel Sabah estará fuera de competencia tres juegos.

BOY DEFIENDE A MORELIA

Por otra parte Boy aseguró que sus jugadores actuaron de buena fe al tratar de evitar la gresca en el partido contra Cruz Azul, al tiempo que llamó desquiciado al portero celeste José de Jesús Corona.

El portero de La Máquina propinó artero cabezazo al preparador físico del conjunto michoacano en la gresca que se originó por la entrada de un aficionado a la cancha cuando la semifinal entre Morelia y Cruz Azul estaba decidida.

Boy Espinosa salió en defensa de los jugadores de su equipo al insistir que no participaron activamente en la pelea, sino que buscaban separar tanto a compañeros como a los rivales, pero el argentino Christian Giménez no se contuvo y agredió al invasor.

Por supuesto que el preparador físico y los jugadores trataron de evitar que el pleito creciera, Miguel Sabah toma a Giménez para tranquilizarlo, esto es malinterpretado por el árbitro y Martín va a sacar a Sabah de ese lugar y es golpeado impunemente por el portero suplente, Yosgart Gutiérrez afirmó.

Boy consideró que en el caso de Corona, hay futbolistas que tienen un prestigio que no se han ganado y que lo hecho por el arquero del Cruz Azul, de agredir en forma artera al preparador, debe pasar a manos de las autoridades civiles.