Londres. El judoca surcoreano Kim Jae-Bum se proclamó campeón olímpico de judo en la categoría de -81 kilogramos después de imponerse en la final al defensor del título, el alemán Ole Bischof.

El ruso Ivan Nifontov y el canadiense Antoine Valois-Fortier consiguieron las medallas de bronce.

Kim, de 27 años, consiguió una clara victoria con dos yukos contra los que no pudo hacer nada el alemán, de 32.

De esta forma, se consumó la revancha de los pasados Juegos de Pekín, en la que el europeo había vencido al asiático.

Bischof acusó el durísimo combate de semifinales frente al estadounidense Travis Stevens, a su vez verdugo en cuartos del doble medallista de bronce olímpico brasileño Leandro Guilheiro.

El surcoreano, campeón de los dos últimos mundiales, derrotó en semifinales al ruso Ivan Nifontov.

El azerbayiano Elnur Mammadli, campeón en Pekín en -73 kg, fracasó en su asalto a la categoría superior al perder en la primera ronda ante el canadiense Valois-Fortier, de 22 años.

EISS