Stéphanie Frappart a la hora de marcar en un partido es rápida, asertiva y no interfiere en la fluidez del encuentro. Tiene 35 años de edad y se convirtió en la primera árbitra en llevar la final de un partido masculino de la UEFA, en la Supercopa de Europa 2019, entre Liverpool y Chelsea, encuentro que ganaron los Reds.

Stéphanie cuenta con un amplio currículum en su carrera, pitó la Final del Mundial femenil de Francia 2019 y en abril pasado, después de cinco temporadas en la segunda división, se convirtió en la primera mujer en dirigir un partido de la Primera División de Francia.

“Ella es una referente en el mundo arbitral y si ayuda a que más chicas quieran seguir sus pasos será un gran avance”, comenta a El Economista, Marta Frías Acedo, árbitra profesional galardonada como la mejor colegiada en la Primera División femenina de España. Ante el nombramiento, en rueda de prensa previa a la final de Supercopa, uno de los principales cuestionamientos fue la comparación entre ejercer su profesión entre hombres y mujeres.

“No hay muchas diferencias porque el futbol es similar. Son las mismas reglas, así que haré lo mismo que hago en un partido femenino”.

La historia de Frappart comenzó en su lugar de nacimiento, el Valle del Osie, una entidad territorial ubicada al norte de Francia, donde desde niña jugó futbol hasta entre los 13 y 14 años, cuando se dio cuenta de su interés por el reglamento del juego y comenzó a arbitrar partidos. A los 18 años eligió el arbitraje.

“Hay que ser muy apasionada para quedarse en el arbitraje cuando te insultan cada fin de semana en los niveles más bajos. Pero yo era terca, y siempre he vivido en un mundo de hombres”, dijo en una entrevista para L’Équipe.

Ante su nombramiento, el director técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, felicitó la decisión de la UEFA.

“No somos claros para tomar decisiones, pero ésta es una muy buena. Dejar que una mujer arbitre un partido con millones de espectadores. Es una final muy importante”.

La practica de ver a mujeres arbitrar en partidos masculinos en Europa se vuelve cada vez más recurrente, como es el caso de Guadalupe Porras, quien hará su debut en la Liga Española durante el encuentro entre Mallorca y Eibar el próximo sábado, la primera asistente en Primera División.

“Hay que seguir trabajando en esta línea, ya tenemos una asistente en Primera División y espero que en unos años podamos ver a alguna en el centro del campo”, expresó a este diario Marta Frías.