El squash presentó candidatura ante el Comité Olímpico Internacional (COI) para integrar el programa de los Juegos desde 2020, después de fracasar para serlo en Londres-2012 y Rio de Janeiro-2016.

El presidente de la Federación mundial de squash (FMS), el indio Rami Ramachandran, subrayó el carácter universal de este deporte con 20 millones de licenciados en 190 países, en que lo disputan hombres y mujeres.

Además, el responsable subrayó las facilidades del squash para convertirse en un deporte espectacular, con canchas 100% de vidrio, fáciles de instalar incluso en lugares históricos como las Pirámides egipcias, para el Open local, o en la Estación Central de trenes de Nueva York, para el Torneo de Campeones.

El inglés James Willstrop, número uno mundial, también presente en Lausana, dijo que se trata de "un combate de gladiadores", al ser el único deportes con raqueta (al igual que la paleta) en el cual los rivales comparten la cancha.

En setiembre próximo, en Buenos Aires, se designará la ciudad organizadora de los Juegos 2020, para los que las candidatas son Estambul, Tokio y Madrid. El squash compite como disciplina olímpica con otros deportes como el karate, el béisbol y el wushu, un arte marcial de origen chino.

EISS