Morelia, Michoacán.-Con una gran verguenza compareció el técnico Enrique Meza a la conferencia de prensa tras la eliminación de Cruz Azul en semifinales por el título del Torneo Clausura 2011, al perder por 3-0 ante Morelia, y más porque, consideró, algunos de sus jugadores se comportaron "como bandoleros".

Después del 3-0 de Monarcas, un aficionado ingresó a la cancha y fue golpeado por el argentino Christian Giménez, lo que desató la bronca entre los jugadores de ambos conjuntos, incluso el arquero celeste, José de Jesús Corona, le dio un cabezazo en el rostro al preparado físico Sergio Augusto Martín, del conjunto de casa.

"No podemos comportarnos como bandoleros", expresó el "Ojitos" Meza, quien lamentó que sus jugadores no mostraron la disciplina deportiva. "Siento verguenza porque no podemos andar a las trompadas", enfatizó.

Si bien el encuentro estaba en su máxima disputa, las acciones estaban dentro de lo futbolístico y después de concluido el encuentro todavía se pregunta el estratega celeste a qué ingresó el aficionado a la cancha.

"Siento verguenza por perder y por lo que pasó al final", insistió Meza y agregó que jugadores de un equipo como lo es Cruz Azul "no pueden andar haciendo esos papelazos (de agresión)".

BVC