Si bien los ratings de audiencia de la Serie Mundial 2019 entre Houston Astros y Washington Nationals están apenas arriba de la menos vista (2012 con 12.64 millones promedio de televidentes por juego), la recién finalizada serie tuvo un mejor panorama, al registrarse un promedio de 13.43 millones por encuentro en Estados Unidos hasta el Juego 6, en ingresos por venta de boletos.

La expectativa que originó en Washington que el equipo estuviera a unos juegos de ganar su primer título de la MLB ocasionó que en sus juegos como local (el 3, 4 y 5), la demanda de tickets en DC, la capital del Estados Unidos, fuera más alta que los que consiguió Houston en los primeros dos juegos de la Serie, de acuerdo a los registros de StubHub.

En el juego 3 el pasado 25 de octubre en el Nationals Park en Washington, la compañía indicó que había generado un volumen de ventas de boletos de casi 9 millones de dólares. Incluso, la tienda en línea de reventa señala que la Serie Mundial 2019 fue la más asistida comparada a la del año pasado entre Boston Red Sox y Los Ángeles Dodgers. Y en cambio, este año es más comparable con el 2016, cuando Chicago Cubs ganó el título ante Cleveland Indians.

StubHub concluye que, las entradas para los juegos 5, 6 y 7 (si son necesarios) son menos costosas, ya que hay más demanda de tickets para los juegos que sucederán definitivamente, es decir, los primeros cuatro juegos.

El miércoles por la mañana, a unas horas de iniciar el último juego de la Serie, el especialista de Negocios Deportivos de The Action Network, Darren Rovell, reportaba que “relativamente, estaban a la venta aún boletos ‘baratos’ para un Juego 7. A partir de las 10:30 de la mañana (hora local de Houston), se puede obtener un asiento en la sala, de pie, por 436 dólares y un asiento con butaca por 475 dólares. Incluyendo el costo de las tarifas”.

Para el presente Clásico de Otoño , la compañía identifica que sus compradores provienen en su mayoría del estado de Virginia, representando 42% de las ventas. Maryland y DC representan 20 y 12%, respectivamente; mientras que Texas absorbe 4 por ciento.

El promedio del costo por entrada antes del comienzo del Clásico de Otoño estaba en 993 dólares, según el sitio Vivid Seats (una página de compra de boletos en línea), una cantidad que se coloca como la tercera cifra más alta desde el 2012, año del boleto promedio más barato en este lapso: 474 dólares. La última vez que una final de MLB se jugó en la capital del país, los boletos costaron entre 3.30 y 6.60 dólares, según el Washington Post, equivalentes a 65 y 130 dólares hoy.

“El precio promedio de las entradas para la Serie Mundial 2019 es similar al de todas las otras Series Mundiales que datan del 2013”, dijo Brett Goldberg, cofundador de TickPick, empresa de venta de boletos en línea.

“La demanda de los juegos en Houston ha disminuido ligeramente en comparación con la última aparición de los Astros en el 2017, cuando pudieron ganar su primera Serie Mundial. Sin embargo, estamos experimentando una demanda significativa de los Nationals, ya que ésta es su primera aparición en la Serie Mundial”, agrega.

El enfrentamiento entre Houston y Washington recibió en sus estadios, en los siete cotejos, más de 305,100 aficionados, la segunda mejor asistencia desde el 2012, superada por la de hace dos años, cuando los mismos Astros, en siete juegos, vencieron a los Dodgers de Los Ángeles y vendieron 346,702 entradas entre ambos clubes; muy lejos del récord de la Serie Mundial de 1959 en la que los Dodgers vencieron a los Medias Blancas de Chicago y el parque Memorial Coliseum de Los Ángeles albergaba más de 92, 000 personas.

En cuanto a los ingresos por boletos vendidos, en las últimas ocho Series Mundiales la que más dinero generó fue la del 2016 entre los Cachorros de Chicago y los Indios de Cleveland —en ese entonces los dos equipos con la racha más larga sin campeonato, el primero con 108 años y el segundo con 68—que ganaron los Cachorros en siete juegos.

El precio promedio de las entradas en esa serie fue de 1,647 dólares, el más alto desde el 2012, y el ingreso total fue de 458.86 millones.

La Serie Mundial recién concluida estaría ingresando en taquilla cerca de 303 millones de dólares, y sería la tercera mejor, superada también por la del 2017, con Houston, con 347 millones.

Las Series Mundiales que más dinero generaron con la venta de entradas son las que se han definido en siete juegos.