Arturo saldívar, alumno de Tauromagia Mexicana, ya sabe lo que es triunfar en grande en el coso de la colonia Nochebuena, lo que implica contratos durante todo el año y refiere a lo que hay que hacer para verse colgado en este cartel.

En esta Temporada Grande, Saldívar cortó dos orejas en la tercera corrida del serial, otros dos apéndices en el séptimo festejo de la campaña con las consabidas salidas en hombros, y un precedente que incluye cuatro orejas y rabo en el 2011.

Este palmarés en su espuerta le permite al torero hablar con soltura y convicción de triunfo para este festejo, donde compartirá cartel con Sebastián Castella y Octavio García El Payo ante un encierro de Barralva. El diestro jalisicense charló con El Economista acerca de su próxima actuación en la México.

¿Cómo se siente de cara a tan importante compromiso?

Muy contento, ilusionado porque en México, Latinoamérica y toda la América taurina, la fecha más importante que tenemos es el 5 de febrero, es la más emblemática dentro de la fiesta nacional y sin duda alguna, integrar este cartel, al lado de toreros tan importantes además de triunfadores en lo que va del serial, es por demás motivante.

Lleva cuatro orejas en el serial y dos salidas en hombros, ¿no será que dejó muy en alto la estafeta?

Sí, pero todavía queda ese plus, ese extra que es pasar a la historia y yo creo que los toros van a caminar, habrá buen ambiente y esperemos que se junten todos los astros para poder triunfar.

Su forma de torear es cada vez más asentada, lenta y templada, ¿a qué lo atribuye?

Yo creo que al paso de los años y a la madurez que se va adquiriendo, que lo va forjando a uno, a imponerse metas y aprender el oficio con lo que se va toreando, pero sobre todo a esas ansias de explotar lo que se lleva por dentro, por lo que se intenta que todo sea más tranquilo, más reposado y con trasmisión.

Últimamente hay una especial comunión con los tendidos ¿cómo se alcanza?

Pues se encuentra a través de la entrega con la gente que asiste a la plaza, de esa reciprocidad que existe al trasmitir un sentimiento que yo vivo, que en ese momento quiero expresar, me siento un artista y cuando un artista es capaz de hacer vibrar a la gente con su obra es lo más bonito que existe.

Es un cartel muy rematado, ¿qué opina de sus alternantes?

Es muy importante que esté una figura de corte mundial como Sebastián Castella, que es una figura no sólo en Francia, sino también en España, Colombia y México, amén de ser mi padrino de confirmación de alternativa en la Plaza México, además de Payo, con quien existe una amistad importante desde Tauromagia, aunque ambos sabemos que cada quien va a salir a ganarse las palmas y buscará asentar su carrera; creo que los dos atravesamos por un buen momento y la que va a salir ganando es la gente que asista a la plaza.

¿Qué opina del encierro de Barralva?

Es una ganadería que representa garantía, un toque de bravura que nunca decepciona y una historia de triunfos importantes en todo el territorio nacional, por lo que creo que será una tarde que pasará a la historia.