Los tiempos son únicos y de oportunidades. Así lo valora la empresa unicornio Kavak México al formalizar asociación comercial con la marca Selección Mexicana a menos de un año que inicie el Mundial de Qatar.

Alejandro Guerra, Director General de Kavak México, empresa de compra-venta de autos seminuevos, explica a El Economista que el futbol es una zona de influencia en la que no perderán presencia por su arraigo en nuestro país y por el potencial exportable. Es el quinto acuerdo que la empresa start up tiene en el deporte, contando tres en futbol (club América, Selección Mexicana, y a su capitán “Memo” Ochoa), uno en beisbol con los Diablos Rojos del México y en automovilismo con el piloto de la Fórmula 1, Checo Pérez.

“La oportunidad y el momento es único. Pretendemos ser líderes a nivel global en la industria en la que estamos jugando y creemos tener el talento para lograrlo. Queremos ser aliados con foco a la expansión internacional. Kavak pretende seguir con su crecimiento y ésta asociación nos ayuda a alinearnos en esa dirección. Es una colaboración atractiva para nuestro negocio especialmente en la etapa en la que está la Selección con miras a Qatar 2022”.

Kavak entró en el mercado automotriz en el 2016, como empresa joven destaca por haber crecido su valor de manera rápida en la historia de las start-up. Y en cuanto a la inversión en el deporte han tenido un rápido prestigio por la cartera de nombres que maneja y por la novedosa forma de volver a los deportistas accionistas.

¿Cómo manejarán el patrocinio con la Selección para imprimirle un carácter diferente?

“Por el momento te diría que el foco está en la Selección completa pero Kavak siempre está buscando oportunidades de colaboración con distintos atletas con foco internacional. Tenemos la intención de llegar al 95% de los mexicanos y para llegar, necesitamos seguir siendo innovadores en el cómo. Hoy la Selección es nuestro siguiente paso y es muy probable que no sea el étimo.

¿En qué porcentaje se encuentra Kavak de ese 95%?

“Kavak es una empresa joven, tiene menos del 1% de participación en el mercado. Hemos avanzado a paso de triple dígito y robustecido nuestra marca a nivel nacional. Tenemos camino por recorrer aún”.

En un estimado de lo que Kavak pudo haber pagado por patrocinio asociado a la Selección Mexicana en año mundialista, ronda entre los 2 y 2.5 millones de dólares, de acuerdo a información que pudo conocer este diario, detrás de cifras históricas y con otro tipo de marcas. Mientras que un patrocinador de categoría Máster puede pagar por cuatro años alrededor de 8 y 10 millones de dólares, en este rubro se encuentran: Adidas (patrocinador y socio), AT&T, Coca Cola y Banorte.

”Está muy verde la asociación con la Selección Mexicana como para compartir un plan detallado de lo que viene. Lo que puedo anticipar es algo distinto de lo que han visto con otros patrocinios. Es una colaboración donde vamos a tener un alcance importante. Queremos ser parte de la evolución de futbol en nuestro país y de su crecimiento internacional”. 

¿Por qué no acordar hasta el Mundial 2026?

“Es posible, ahora el acuerdo es hasta diciembre del 2022, no hay nada firmado que nos prohíba seguir en esta relación. Estamos apenas conociéndonos, si vemos que esto funciona pensaría que puede ser una relación a largo plazo”.

El awareness y la ampliación de mercado que busca Kavak es una estrategia de sports marketing. Rodrigo Mort, especialista en Sports Management por la Universidad Europea de Madrid / Real Madrid CF, ex FMF, Adidas y Coca-Cola, actual Head of MKT de Kia México explica el concepto: “la Selección Mexicana es una marca deportiva global que abre la oportunidad de otros mercados. Kavak con una estrategia de awareness para que su marca pueda ser más conocida y una estrategia de amplificación de desarrollo de territorios a nivel nacional e internacional. Con la Selección entras a Estados Unidos, el mercado de consumo más grande del mundo”.

El sponsor de constructor que falta en la Selección no lo llena Kavak, porque es una empresa que comercializa autos multimarca. 

"Llega a cubrir un espacio necesario para la Federación a nivel de ingresos como patrocinador asociado", apunta Mort.

En palabras del Director de Kavak México, entre las virtudes que tienen para impulsar a la Selección son la experiencia en innovación, de mercado, tecnología y uso de redes. 

El patrocinio incluye a las categorías menores y al equipo femenil con planes de activación que se contemplan diferenciadas.

La Selección ataca a todos los consumidores de nuestro país, no ve distinción social o de preferencias, es indistinto al equipo que sigues, la Selección Mexicana es un deporte nacional", expresa Alejandro Guerra. 

marisol.rojas@eleconomista.mx