Wroclaw. El capitán de la selección de República Checa, Tomas Rosicky, se reincorporó al plantel después de viajar a Praga para recibir tratamiento por una lesión en el tendón de Aquiles que lo obligó a perderse el triunfo 1-0 sobre Polonia en la Eurocopa.

Todavía no se sabe si Rosicky se recuperará a tiempo para el partido del jueves contra Portugal por los cuartos de final del torneo. El vocero de la selección indicó que el estandarte checo será examinado el miércoles.

Rosicky se lastimó el martes pasado en el triunfo 2-1 sobre Grecia, y no entrena desde entonces. El volante del Arsenal había dicho que tenía pocas probabilidades de recuperarse para jugar el jueves en Varsovia.