Buenos Aires.- River Plate, uno de los clubes más populares del fútbol argentino y reconocido en todo el mundo, sufrió el domingo el golpe más duro de su historia al descender a segunda división, con el empate 1-1 frente a Belgrano, que a su vez asciende a la máxima categoría.

Belgrano se adueñó de la serie de repesca de primera división al ganarle el duelo a River, ya que se impuso 2-0 en la ida en Córdoba, y logró el empate el domingo en el Monumental.

VE: LA GALERÍA DE IMÁGENES

En un partido emotivo, pero discreto en su desarrollo, River estaba obligado a ganar por dos goles para emparejar la serie y permanecer en primera, e incluso empezó de la mejor manera para lograr la hazaña, ya que Mariano Pavone, con una media vuelta desde el borde del área, puso el 1-0 para el 'millonario' a los 5 minutos.

Sin embargo, River no consiguió tranquilizarse, y Guillermo Farré (61) paralizó a todos en el Monumental, al anotar el empate que destrozaba la ilusión del club de la banda roja.

River tendría una ocasión para volver a ponerse en ventaja, pero Pavone desperdició la oportunidad con un penal que el arquero Juan Carlos Olave le atajó a los 70 minutos.

El resultado hundió en la desolación a miles de hinchas que colmaron el estadio Monumental pese a la jornada gélida del invierno austral.

Tras la terrible derrota, los jugadores del club 'millonario' pasaron varios minutos abrazados en medio del llanto desconsolado antes de retirarse del campo de juego.

Bomberos debieron apaciguar con chorros de agua a grupos de hinchas que desde las gradas estallaron en furia tras el resultado, aunque sin que se produjeran mayores incidentes.

Los jugadores de Belgrano debieron retirarse custodiados del campo de juego mientras les eran arrojados proyectiles desde las gradas.

apr