El futbol cada vez vuelve más a la normalidad. Tras dos torneos atípicos de Champions League que concluyeron con los equipos jugando en ambientes de burbuja y frente a gradas vacías (o semivacías), la UEFA ha relajado su normativa contra la covid y la fase de grupos 2021-22 verá incorporarse también a la afición foránea.

El aforo se encuentra limitado a las normas gubernamentales vigentes en cada región, pero el 5% de este debe ser reservado para la afición visitante. La cadena SER agrega que se amplía el aforo para periodistas, staff y demás personal propio en un partido de futbol. En octubre de 2020, la UEFA limitó el aforo de la competencia al 30% y en marzo levantó la restricción dejándolo a consideración de los gobiernos locales.

Asimismo, la bolsa de premios por primera vez superará los 2,000 millones de euros, un incremento del 3.6% con respecto a las tres temporadas anteriores, que fue de 1,950 millones. De acuerdo a la repartición por desempeño, en 2021-2022 un campeón invicto cobrará hasta 85.14 millones, además de los montos por el ranking de coeficientes y el market pool.

También entrará en vigor un cambio en el reglamento: se elimina el gol de visitante como criterio de desempate en las fases finales. Las eliminatorias empatadas tras la vuelta irán a la prórroga y a la tanda de penaltis si es necesario, independientemente del número de goles marcados en campo contrario.

Los grandes regresos de la Champions están marcados por el Milan y el Villarreal, quienes se ausentaron por periodos de siete y 10 años, respectivamente. Los italianos visitarán al Liverpool y los españoles recibirán al Atalanta en su jornada de regreso.

A su vez, el Barcelona tendrá la posibilidad de recibir a 40,000 espectadores (40% de su capacidad) en su encuentro contra el Bayern Múnich, en el que será el primer duelo del club catalán en Liga de Campeones sin Leo Messi. Es un partido de contrastes en el que el Barcelona también sufrirá la ausencia de Sergio Agüero y Ousmane Dembélé por lesiones, mientras que el conjunto alemán se presenta completo y con el estelar goleador polaco, Robert Lewandowski.

“Necesitamos tiempo, pero hoy en día el futbol no te da mucho, hay que demostrar que es un partido interesante, donde podemos sacar conclusiones de como estamos ante un rival potente”, aseguró el técnico del Barcelona, Ronald Koeman, previo al cotejo inaugural.

Otro jugador con los reflectores encima es Cristiano Ronaldo, que una vez de regreso con el Manchester United buscará un sexto título de Champions, con un primer partido en Berna (Suiza) frente a Young Boys. Sólo hace falta que el portugués ponga un pie en el terreno de juego para que iguale el récord de más partidos disputados en la competición (177), que hasta ahora posee el español Iker Casillas. El club inglés es un serio candidato al título tras los fichajes de Ronaldo, Jadon Sancho (85 millones de euros) y Raphaël Varane (40 millones).

La llegada de Lionel Messi al París Saint-Germain vuelve a incrementar sus esperanzas de hacerse de su primera orejona, pues el astro argentino desea ganarla una vez más: “El PSG estuvo muy cerca de ganarla. Mi sueño es conseguirla una quinta vez”, afirmó en su presentación en la capital francesa.

De manera insólita, los clubes españoles aparecen en un papel más secundario, aunque nunca se dan por descartados. El Real Madrid fichó a Eduardo Camavinga que, junto a Karim Benzema, espera defender el estatus como el club más laureado de la historia del torneo (13 títulos). Mientras, el Atlético de Madrid, donde ha regresado Antoine Griezmann, tiene enfrente a un grupo difícil ante tres históricos como Liverpool, Milan y Porto.

Respecto a los mexicanos, serán cuatro los que tengan posibilidad de participar en esta edición: Jesús Manuel Corona con el Porto, Edson Álvarez con el Ajax, Héctor Herrera con el Atlético de Madrid y Eugenio Pizzuto con el Lille, vigente campeón de Francia. Solo los primeros dos han mantenido la titularidad de sus clubes en los últimos dos años.

deportes@eleconomista.mx