Tras un empate 3-3 en el marcador global que forzó los tiempos extra y la definición por penales, Rayados de Monterrey venció 4-2 desde los 11 pasos y consiguieron su quinta estrella de campeones de Liga MX.

En el futbol mexicano, el formato de Liguilla es conocido por premiar al equipo que mejor cierra el torneo, sobreponiéndose a la constancia de resultados, tema con el que Rayados supo lidiar y sacar provecho en el Apertura 2019. Dos jornadas previas al inicio de la fase final, Monterrey se encontraba en el onceavo lugar y, en la última fecha, logró su pase como el equipo con la peor diferencia de goles, 4, con 27 tantos a favor y 23 en contra.

A pesar de ello, desde la llegada de Antonio Mohamed, Rayados mostró otra cara. Durante 17 partidos bajo su mando, solamente tiene una derrota contra Liverpool. Además de ser una revancha de la final que perdió en el Clausura 2016 en el Estadio BBVA.

El Turco, tras el penal del triunfo cobrado por Leonel Vangioni, se abrazaba con sus jugadores y no dejaba de festejar portando su tradicional rosario en memoria de su hijo Farid.

“Sé que es un campeonato que significa mucho a nivel personal para él y me daría mucho gusto que pueda saldar esa cuenta. Que pueda regalarle a su hijo un título con Rayados, y levantar ese trofeo para él por lo que representa”, mencionó Miguel Layún, previo al partido.

La final del futbol mexicano tuvo un América que dominó el primer tiempo y gran parte de la segunda parte, pero Rayados puso resistencia para definir el encuentro en penales.

La responsabilidad de ser campeón del equipo dirigido por Miguel Herrera estaba clara y desde el inicio del partido lo mostró. Respaldados por el apoyo de 72,667 personas al interior del Estadio Azteca, salieron a buscar la victoria, mientras que Monterrey lució temeroso, sin capacidad de respuesta ante el vendaval águila de los primeros 45 minutos.

Desde el minuto 5 del encuentro, el marcador ya estaba a favor de los locales, luego de un desborde por parte de Renato Ibarra, para asistir a Federico Viñas, quien definió con un potente disparo que azotó en el poste, para posteriormente entrar a la portería.

El joven de 22 años, que con un valor de 168,000 dólares es el segundo futbolista con menor precio dentro de la plantilla azulcrema y que llegó como un desconocido del Juventud de las Piedras uruguayo, comenzó lo que los aficionados vivían como una fiesta.

Tras la primera mitad, al igual que sucedió contra Tigres en los cuartos de final en el estadio universitario y contra Morelia en la semifinal, el América se fue al descanso con lo que parecía el trabajo terminado, gracias al gol de Richard Sánchez en los minutos finales del primer tiempo, que con un disparo desde la luna del área grande volvió a dejar a Barovero sin opciones y a su equipo más cercano a la decimocuarta estrella.

En el complemento, Antonio Mohamed era consciente de la necesidad de su equipo de marcar goles y sustituyó a Rodolfo Pizarro por Vincent Janssen para que junto con Rogelio Funes Mori tuvieran dos referentes de ataque, un cambio que le resultó al Turco, luego de que al minuto 74, Jorge Sánchez intentó despejar el balón y abanicó dentro del área, oportunidad que Dorlan Pabón aprovechó para asistir a Funes Mori, quien se encontraba en el área chica y con fuerza definió por arriba de Guillermo Ochoa.

Ya en los penales tras el tiempo extra, a pesar de contar con el apoyo del público, las Águilas se mostraron poco certeros, con dos tiros fallados por parte de Nicolás Castillo y Guido Rodríguez, mientras que por Monterrey sólo Stefan Medina erró uno de ellos, para convertirse en el nuevo monarca del futbol mexicano.

[email protected]