Las selecciones de México y Uruguay vivirán un partido muy peleado pero con buen juego en el Mundial, dijo el lunes el entrenador del Tri, Javier Aguirre, quien destacó la capacidad goleadora de Diego Forlán y el trabajo del técnico Oscar Tabárez.

México y Uruguay se medirán el martes en Rustenburg por la jornada final del Grupo A desde 9:00 horas de México, en un partido al que llegan con cuatro puntos cada uno. Los sudamericanos lideran la zona por diferencia de gol.

"Esperemos que gane el futbol, que sea un partido viril, bien disputado", dijo Aguirre en rueda de prensa.

"Espero que mañana no cometamos errores y hagamos un partido perfecto, ante un equipo uruguayo que no recibe goles y que tiene un montón de gente que juega en Europa", destacó.

Aguirre se mostró confiado en las capacidades del equipo e instó a sus jugadores a salir con mentalidad ganadora al campo de juego.

"Si nosotros salimos pensando en que podemos perder el partido, seguramente estamos invitando a la derrota o dudando de nuestra capacidad", sostuvo el entrenador.

"No contemplamos ningún otro resultado, pero si el devenir del encuentro muestra que somos superados y el empate es justo, estaremos conformes. Intentaremos no regalar nada", agregó moderando su discurso sobre atacar de forma continua.

Aguirre también destacó las capacidades de Forlán y Tabárez.

"Diego es un jugador extraordinario que tiene un gran disparo, vive para el gol. Uruguay tiene un gran potencial ofensivo y estaremos pendientes de todos", destacó.

"Mi profundo respeto por el 'maestro' Tabárez, un idealista, un hombre de muchos años en este negocio", agregó.