Guadalajara, Jalisco. Puerto Rico lo hizo a su manera. Los pupilos de Luis Matos remontaron una vez más y vencieron en la final de la Serie del Caribe  a las  Águilas Cibaeñas, de República Dominicana, por 9-4.

Anoche, en el Estadio de los Charros de Jalisco, el manager de Puerto Rico logró convertirse en el segundo manager en la historia de la Serie del Caribe en lograr un bicampeonato, después del cubano Napoleón Reyes.

Mientras que los Criollos de Caguas es el tercer equipo que obtiene títulos sucesivos y se suman a la novena cubana de los Tigres del Marianao (1957, 1958) y los dominicanos de las Águilas Cibaeñas (1997 y 1998).

La novena de dominicana fue la que hizo los primero cambios en la pizarra, fue en la séptima entrada un sencillo de Rubén Gotay impulsó las carreras de Anthony García y David Vidal, después un cuadrangular de Jonathan Morales  le permitió tomar ventaja en la pizarra.

La cuenta la cerraron en el octavo episodio con un doble de carreras Johnny Monell y un sencillo de Rubén Gotay cerro la cuenta en nueve carreras.

Al Estadio de los Charros de Jalisco se dieron cita 15,551 aficionados al duelo final de la edición número 60 de la Serie del Caribe.

El dominicano Juan Pérez conectó un doblete de dos carreras y así realizo los primero cambios en la pizarra a favor de la Águilas Cibaeñas. Para el tercer episodio, otro doblete de Junior Lake impulsó la carrera de Gustavo Nuñez.

En la parte baja de la tercera entrada, Rusney Castillo, de los Criollos de Caguas, mandó la bola por encima de la barda del jardín izquierdo y Puerto Rico registró su primer cambio en el marcador. La cuarta carrera por dominicana la registró  Carlos Paulino.