Roma.-Cesare Prandelli fue presentado este día como nuevo director técnico de la Selección Italiana de futbol, con la cual estará al cargo en los próximos cuatro años, en sustitución de Marcello Lippi.

Desde hoy, el ex entrenador de la Fiorentina asumió el cargo de forma oficial una vez que ya había sido anunciado antes de la participación de la "Azzurra" en el Mundial de Sudáfrica 2010, donde quedó eliminada en la ronda de grupos.

Tras ser presentado por parte de la Federación Italiana de Futbol (FIGC, por sus siglas en italiano), que preside Giancarlo Abete, Prandelli reconoció que este ha sido el mayor logro de su carrera y destacó que durante su gestión resaltará la unión de grupo entre los federativos, jugadores y afición.

"Trabajaremos duro en la calidad humana, en la relación, realmente en grupo. Desde la Federación. Los jugadores deberán saber que en algunos partidos la unión también puede cubrir la posible falta de calidad", indicó Prandelli en las instalaciones de la FIGC.

Sabedor de la crisis que atraviesa la selección nacional, indicó que se debe dar vuelta a la página y pensar de forma positiva para regresar a Italia entre los primeros planos a nivel mundial.

"Es mejor pensar positivamente. Hay dificultades, pero solo voy con el optimismo, el deseo de hacer el bien y gran humildad', señaló el nuevo timonel de la "Nazionale".

Adelantó que citará a los jugadores que se lo merezcan, que hayan demostrado que tiene la capacidad y el compromiso para defender los colores de la "Azzurra" y advirtió que sobretodo deberá existir el respeto entre compañeros.

"Llamaré a quien se lo merezca, será un discurso de méritos relacionado con la dignidad y el respeto de las personas", mencionó Cesare Prandelli.

El próximo 10 de agosto en Londres, Inglaterra, será el debut de Prandelli, cuando Italia se mida a Costa de Marfil. El director técnico estará al frente del representativo transalpino hasta el 2014, periodo donde disputará la Eurocopa Ucrania-Polonia 2012 y el Mundial de Brasil 2014, certámenes que esta obligado a conseguir.

BVC