Cracovia. En lo que va de la Eurocopa Polonia-Ucrania 2012, la Selección de Italia ha mostrado un futbol diferente, ya no tan defensivo, incluso trató de tener el control y ahora se encuentra en las semifinales, en las que se medirá a Alemania.

El estratega Cesare Prandelli ha terminado con el denominado "catenaccio" (cerrojo italiano) que consistía en defender con varios elementos, incluso metidos en su propia área, y buscar hacer daño a través de los contragolpes.

Aunque la "azzurra" de Prandelli no se ha olvidado de defender, pues mantiene el instinto, ya mira más al frente y busca atacar, según se pudo ver ante España, Croacia e Irlanda, en la fase de grupos y también contra Inglaterra, en los cuartos de final, por lo que en la antesala ante Alemania podría no ser la excepción.

"No tengo qué defender en el área. Prefiero recibir un gol a la contra que sufrir en defensa. Es mejor arriesgar al ataque que tener que esperar", enfatizó Prandelli en conferencia de prensa.

Italia se encuentra en las semifinales, etapa en la que jugará el jueves próximo, pero existe un malestar en el entrenador transalpino, pues sus dirigidos tendrán dos días menos de descanso que los alemanes, además de que jugaron media hora más tras irse a los tiempo extra frente a Alemania, por lo cual Prandelli no garantizó espectáculo en "semis".

"En este momento hay una gran diferencia. La UEFA debería considerar este problema del calendario, dos días más de descanso para Alemania es desigual y no es sinónimo de espectáculo", mencionó el técnico.

Por otro lado, se dijo satisfecho con el rendimiento de sus elementos durante el cotejo de cuartos de final ante Inglaterra, en el que Italia avanzó a la siguiente ronda tras ganar en la tanda de penales.

En particular habló del delantero Mario Balotelli, quien falló varias oportunidades de gol, y del volante Andrea Pirlo, quien es el bastión italiano.

"Balotelli me gustó mucho, mantuvo un pulso fuerte con los centrales de Inglaterra y estuvo ordenado. Tal vez le faltó olfato goleador. Pirlo es uno de los mejores del mundo. Su penalti (a lo Panenka) me sorprendió. Fue brillante".