Portugal clasificó por séptima vez a un Mundial y por quinta consecutiva, tras ganar en Lisboa a Suiza por 2-0, lo que le sirvió para terminar como primer clasificado del Grupo B. Tras concluir detrás de los lusos, los suizos tendrán que buscar su lugar en Rusia disputando un repechaje.

El equipo capitaneado por Cristiano Ronaldo necesitaba imponerse a Suiza para ser el primero de la llave, lo que logró para terminar con los mismos puntos que los helvéticos (27), haciendo valer una mejor diferencia de goles (+28 frente a +16).

Portugal había perdido ante Suiza por 2-0 en Basilea en septiembre del 2016, por lo que, en la última fecha, estuvo siempre detrás en la clasificación de la llave, en la que consiguió superarla en la tabla con su triunfo con goles de Johan Djourou en contra (42) y André Silva (57). En actividad del Grupo A, la selección de Francia se clasificó para el Mundial al derrotar 2-1 al representativo de Bielorrusia en el Stade de France de París, concluyendo la eliminatoria como líder de dicho sector.

Antoine Griezmann (27) y Olivier Giroud (33) colocaron con ventaja a los franceses y Anton Saroka redujo diferencias poco antes de la pausa (44).

Será Suecia, con 19 puntos, cuatro detrás de los franceses, el combinado que vaya a la repesca representando al segundo sitio del primer pelotón. Holanda, que necesitaba un milagro ante Suecia, quedó eliminado.

En el Grupo H, que ya tenía a Bélgica con un boleto directo a la Copa del Mundo, fue el representativo de Grecia el que se quedó con el segundo sitio que le permitirá disputar el repechaje. Los griegos superaron 4-0 a Gibraltar y con ello concluyeron con 19 puntos, 9 detrás de los belgas, que golearon 4-0 a Chipre.

Será el 17 de octubre cuando se realice el sorteo para definir los enfrentamientos en los repechajes que definirán a los últimos invitados de Europa para ir a Rusia 2018.