¿Te acuerdas de Pedro Solis? Esta historia de los delanteros mexicanos puede comenzar así:

Te brindamos la oportunidad de iniciar tu propio negocio como aliado de Dish o si ya eres empresario, obtén ingresos adicionales con el modelo de negocio de venta e instalación .

Firma: Pedro Solís Barrera.

¿Por qué tenemos malos delanteros?

•••

En su cuenta de Twitter, Pedro ha colgado este anuncio en mayo pasado. Viene su correo y su celular.

Apenas en junio escribió otro más: Amigos futbolistas, si fuiste al draft y te viniste con las manos vacías, búscame, te puedo ayudar .

Pedro Solís fue la última promesa más sólida de centro delantero que tuvo Pumas. Antes de llegar al primer equipo de la Universidad anotó 25 goles en cuatro temporadas. Luego, sólo tuvo dos partidos y poco a poco nos fuimos olvidando de él. Hay tantos Pedros Solis en el futbol mexicano que sería imposible hacer un censo de ellos.

Hoy, el exfutbolista coloca jugadores para partidos amistosos en San Diego y también, como se lee en redes sociales, es parte de la red de negocios de la cablera Dish. Nunca tuvo más de una temporada para mostrar realmente si su juego valía la pena para ser considerado o no. La oportunidad apenas duró medio año.

¿México tiene malos delanteros, no tenemos las condiciones para tener buenos atacantes, por qué se repiten tantas historias como las de Pedro?

El delantero es el jugador más expuesto a las matemáticas y a los números. Su puesto se mide en número de goles. Dime cuántos goles tienes y te diré qué tan bueno eres.

En cuatro o cinco años ya no habrá delanteros mexicanos dice Jared Borgetti, uno de los killers más importantes de la era moderna del futbol nacional. Oportunidad... ¿qué es eso? dirán los 18 equipos de primera división.

•••

Ofrecí a Ángel Reyna a préstamo en dos drafts y nadie lo quiso . Néstor de la Torre se refirió así de nuestro último campeón de goleo mexicano. De aquella vez han pasado ya seis años... en torneos, 12.

Ningún delantero que haya nacido en México ha logrado estar en lo más alto de la tabla de goleo de la Liga MX desde entonces y el último fue catalogado como rebelde e indisciplinado, jamás brilló en selección nacional. Néstor, quien fuera directivo de Chivas, dijo hace un año que ofreció a Pleititos, pero ninguno de los 17 equipos lo quiso .

La ausencia de killers es una constante de nuestro futbol. De lo último fue Hugo Sánchez y Jared Borgetti. Goleadores natos. Luego, poco más, quizá Luis García y más recientemente Oribe Peralta.

Y si a esta medida nos atenemos, no hay mucho que decir más que los delanteros mexicanos son malos... o pocas veces tendrán la posibilidad de lucirse. ¿Alguno de ustedes recuerda que entre los años 70, 80 y hasta 90 los goleadores del futbol mexicano (en temporadas largas) tenían casi como premio irse al futbol europeo...? Así pasó con Hugo Sánchez y también con Luis García.

Para ser sinceros, en el inicio de la era moderna, el gol representaba la mejor carta de presentación de los mexicanos fuera de nuestro país. Luego dejó de serlo.

•••

El futbolista mexicano Luis García, de los Pumas, alcanzó un acuerdo con el Atlético de Madrid para jugar en el Vicente Calderón las próximas cuatro temporadas. Sin embargo, García permanecerá con el equipo de la Universidad de México lo que resta de temporada. ‘Todavía hay que estampar la firma, pero ya no hay ningún obstáculo’, manifestó el delantero, cuyo traspaso al Atlético de Madrid es de 120 millones de pesetas , relataba la agencia EFE el fichaje del mexicano el 17 de enero de 1992.

Luego han emigrado delanteros mexicanos como Javier Hernández, Carlos Vela, Raúl Jiménez, pero ninguno de ellos se puede considerar insustituible (jugaron en promedio el 75% de la temporada y sólo Vela era titular)... como si lo fue Hugo Sánchez en el Real Madrid.

El mejor delantero de los últimos seis años se llama Oribe Peralta, un jugador que llegó tarde al protagonismo y que es el atacante mexicano con mayor regularidad en la cancha y con el gol en los últimos años (tiene 59 anotaciones a nivel de clubes desde el Mundial 2014 a la fecha).

Considerando los últimos seis torneos, Peralta ha estado presente en tres top 10 de la tabla de goleo al finalizar la temporada.

No hay un campeón de goleo mexicano desde el Clausura 2011, desde que lo fue Ángel Reyna. De los últimos 35 campeones de goleo sólo seis han sido nacionales, es decir, menos de 20 por ciento.

•••

Vayamos a tiempos más recientes. Si revisamos los números de los delanteros del Mundial México 2011 Sub-17 (donde el Tri salió campeón), sólo dos tienen continuidad: Marco Bueno y Carlos Fierro, sin ser titulares. Mientras que Marcelo García y Daniel Hernández (quizás no tenga ni idea de quienes son), entre los dos, suman apenas siete partidos en Primera División desde que lograron el título hace seis años.

Los delanteros campeones del mundo no son indispensables. Incluso Julio Gómez, quien maravilló en aquel torneo y fue designado como el mejor del mundo Sub-17, ahora deambula en la Liga de Ascenso.

Oribe Peralta, el referente máximo de los atacantes nacionales, comenta que los delanteros mexicanos no son malos por naturaleza, se debe a la Liga, al reglamento de la Liga. Ya nos dimos cuenta de que en México hay muchísima calidad, pero hay falta de oportunidades y eso le corresponde a los directivos modificarlo . Si consideramos los últimos seis top 10 de goleadores de la Liga MX (60 jugadores), sólo han estado presentes nueve mexicanos.

•••

En el futbol se ha vuelto más importante ver quién tiene más dinero y cómo puedes ser campeón lo más rápido posible y la forma más rápida es comprando jugadores , dijo hace unos meses Jared Borgetti, uno de los delanteros más importantes que ha dado México en los últimos años.

•••

¿Por qué no tenemos buenos delanteros? Una teoría puede surgir por la complexión física. En promedio, los delanteros de la selección nacional miden 1.78 metros de estatura. Es verdad que no son los más altos, pero superan en talla física a delanteros como Neymar, quien mide 1.75 metros o al propio Messi, que tiene 1.70. Incluso a Sergio Agüero que tiene 1.73. Así que por tema de estatura no pasa.

Pasa por ventanas laborales. Cada año, en promedio, un equipo de la Liga abre no más de 4 espacios que se reparten entre porteros, defensas, medios y delanteros. Además, en los puestos titulares de los 18 equipos apenas hay cinco sitios para mexicanos de los 40 disponibles.

•••

25 de febrero del 2012:

El futbol da revanchas. esta vez no fue mi noche, pero tengo las ganas y los deseos de salir triunfador .

Pedro Solís Barrera.