La paciencia de la Liga MX hacia Jaguares terminó. Luego de acumular varios torneos con adeudos a sus futbolistas, el club propiedad de Carlos López Chargoy fue notificado por Enrique Bonilla, presidente del campeonato mexicano, que tendrá que vender al club chiapaneco a finales del Clausura 2017.

Eso sí, el directivo enfatizó que hasta ahora el conjunto chiapaneco cumplió con los pagos y por eso pudo iniciar el torneo.

Básicamente, ya se le solicitó al señor Hugo López Chargoy que debe deshacerse del club Jaguares y la fecha límite es la siguiente temporada , expresó en conferencia de prensa Bonilla, quien informó que de agosto a diciembre del 2016 recibieron 129 controversias de futbolistas e integrantes de cuerpo técnico, de las cuales se resolvieron 127; las dos restantes están aún en el tiempo que se estipuló para saldarse.

Ayer, se hizo público que una de las pendientes es la de Egidio Arévalo, ex volante de Jaguares que ahora milita en Veracruz. El otro nombre que queda pendiente no se quiso revelar.

Egidio Arévalo aceptó que se le pagarán en dos partes. La primera fue liquidada y el siguiente será el 30 de enero, mientras que para el segundo futbolista, el límite es el 24 de febrero , aclaró.

Sobre posibles nuevos atrasos en los pagos en Chiapas, Bonilla indicó que cuentan con los 5 millones de dólares de fianza como garantía, mismos que se podrían utilizar como ya se ha hecho en otros casos en el pasado.

Tras el anuncio del presidente de la Liga MX, ahora la familia López Chargoy deberá comenzar a escuchar ofertas.