Barcelona. El central del Barcelona, Gerard Piqué, fue internado en una clínica donde permanecerá en observación hasta el miércoles, aunque se ha descartado cualquier lesión grave, tras un encontronazo con su propio portero, Víctor Valdés.

"Piqué ha sido sometido a diferentes pruebas en el Hospital de Barcelona que han descartado cualquier lesión", informó el Barsa, que aseguró que estará "hasta mañana en observación".

El central azulgrana sufrió este martes un duro encontronazo con el arquero Víctor Valdés cuando ambos luchaban por un balón aéreo con el delantero del Chelsea, Didier Drogba, al cuarto de hora del partido de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones que finalizó 2-2 y con la clasificación de los ingleses para la final.

Valdés golpeó con su cadera la cabeza de Piqué, que después volvió a golpearse contra el suelo, quedando conmocionado en un primer momento y, aunque continúo en el juego, fue sustituido en el minuto 26 por el brasileño Daniel Alves y trasladado a un hospital para ser sometido a varias pruebas.