En su inminente regreso con Dallas, Tony Romo tratará de probar ante Dolphins que su equipo puede repuntar. Los Cowboys (2-7) se encuentran en el último lugar de la Conferencia Nacional a siete juegos de concluir la temporada regular.

Creo que los chicos entienden dónde estamos , dijo el quarterback (QB) a ESPN. Creo que necesitan entender que la temporada no se ha acabado. Hay mucho por delante. Justo ahora necesitamos entender que estamos empezando, que tenemos que ir hacia adelante y hacer nuestro trabajo, dar lo mejor de nosotros , expresó. Dallas perdió los siete juegos en los que Romo no estuvo presente debido a una lesión en la clavícula izquierda.

Regresa entre algodones

En el regreso de Tony Romo los Cowboys no piensan correr más riesgos, y ante Miami, buscarán proteger a su quarterback. Romo anunció que el equipo ha ideado ponerle, cosida en su camiseta, una almohadilla hexagonal de tecnología ligera con células individuales que proporcionan protección y máxima movilidad.

Este acondicionamiento se hará en la manga izquierda de la camiseta del QB que irá de la base del cuello hasta debajo del hombro. La almohadilla, hecha de gel, tiene un cuarto de pulgada de espesor y proporcionará protección adicional en la clavícula de Romo. Buck Buchanan, gerente del equipo, alegó que la almohadilla no va a restringir los movimientos del QB de ninguna manera.

Romo sufrió una fractura de clavícula distal en su lado izquierdo en la semana dos de la temporada regular. Él lanza con el brazo derecho, lo que significa que el relleno no va a interferir con su movimiento.