Londres. La judoca norcoreana An Kum-Ae se colgó este domingo el oro en la categoría de -52 kg al derrotar a la cubana Yanet Bermoy en la final de los Juegos Olímpicos de Londres.

La norcoreana, de 32 años, suma este título a la plata ganada en Pekín-2008, mientras que Bermoy, de 25, volvió a tropezar con el último escalón del podio tras haber sido también subcampeona hace cuatro años en el peso inferior.

Los bronces de Londres-2012 fueron para la italiana Rosalba Forciniti, que venció en el combate decisivo a la luxemburguesa Marie Muller, y para la francesa Priscilla Gneto, que doblegó a la belga Ilse Heylen.

Con dos autogolpes en la cara, Bermoy entró al tatami con la determinación de doblegar a la norcoreana, que exhibió una extrema concentración hasta que logró el punto de oro y el triunfo, que celebró a saltos.

La decepción se apoderó de Bermoy, que fue consolada por el reputado entrenador cubano, Ronaldo Veitia, a la cabeza del judo femenino de la isla desde hace 26 años.