Aldo Leao apareció conmovido en la sala de prensa de Monarcas, era la última ocasión que comparecía en la que durante seis años fue su casa. El capitán colombiano decía adiós a su estancia en Morelia, donde ayudó al equipo a llegar a una final y ganar la Copa MX.

Para mí no es nada fácil estar hoy aquí sentado, fueron muchos los lindos momentos que viví junto a la familia Monarca. Mis recuerdos jamás los voy a borrar y con orgullo siempre diré que aquí pasé unos de los mejores años de mi vida , expresó el mediocampista.

Con Leao, Monarcas cerraba una tendencia que acabó con las aspiraciones del equipo. Una política deportiva que devaluó a la plantilla y condicionaron sus resultados deportivos. Ahora, con esas condiciones además del torneo local, deben afrontar la Copa Libertadores, el torneo de clubes más importante del continente.

Coincidentemente, la compra de Atlas, por parte de TV Azteca, supuso la debacle de Morelia. Álvaro Dávila, entonces presidente de Monarcas, justificó las decisiones de los dueños. No se desmanteló a Morelia. Atlas estaba en una situación difícil, pues llegó al Grupo en terapia intensiva , dijo luego de las transferencias de Federico Vilar, Enrique Pérez y Leao a los rojinegros.

Desde que ambos clubes son propiedad de la televisora, Monarcas no ha calificado a la Liguilla, por el contrario, el Apertura 2014 fue la peor cosecha de puntos desde el invierno de 1996, cuando entonces sumaron 12 unidades.

No solamente fue Aldo Leao, Monarcas devaluó sus equipos con las salidas de futbolistas como Jefferson Montero, Joao Rojas, Miguel Sabah y Rafael Márquez Lugo; además, fallaron en el remplazo de jugadores y los fichajes no han redituado lo que esperaban.

Actualmente, la plantilla de Monarcas vale 30.5 millones de dólares, según Transfermarkt, y luego de 17 transferencias en el último año, el equipo perdió 24.7 millones de dólares en el valor del equipo.

En el último lustro, Monarcas se encontraba entre los cinco equipos con mayor valor de la Liga MX, pero debido a la venta de futbolistas y a no poder remplazarlos, el equipo ha disminuido su cotización. Dejó de ser regular en la cancha y cortó su racha de seis liguillas consecutivas desde que llegó a la final del Clausura 2011. Sólo obtuvo el título de la Copa MX del Apertura 2013.

También Monarcas experimentó la inestabilidad del banquillo desde junio del 2012, cuando en ese lapso de tiempo desfilaron seis entrenadores, pero tres de ellos lo han hecho en un periodo de menos de un año, en conjunto.

Ahora que enfrenta el desafío de la Copa Libertadores, nuevamente, el destino de la franquicia luce incierto, cuando hace un año perdió en primera fase ante Santa Fe. Ahora el rival es The Strongest, la prueba internacional de Monarcas para recuperar su prestigio.