En su carta de presentación destaca que cuenta con dos Copas del Mundo disputadas, siendo la de Sudáfrica 2010 su última aparición en el certamen más importante del planeta. En el último ranking de la FIFA se ubica en el sitio 60, mientras México, su rival de esta noche, lo aventaja en el 28.

Nueva Zelanda, último sinodal en la preparación del Tricolor para la Copa de Oro, de acuerdo con su historia, no parece ser el mejor adversario para que José Manuel de la Torre ponga a tono a su plantel de cara al torneo en el que se estarán jugando su pase a la Copa Confederaciones.

Ricki Herbert, DT de los representantes de Oceanía desde el 2005, llegará casi con todas sus estrellas al encuentro. El mejor puesto en el ranking de la FIFA de Nueva zelanda es el sitio 47, lugar que ocuparon en agosto del 2002.

El año pasado acudieron a su segundo Mundial, luego de haber asistido por primera ocasión en la Copa Mundial de España 1982, no pueden presumir más que haber asistido a dichas competencias, porque en ambas se quedaron en la primera ronda.

Herbert, con sus estrellas

Ante México, Herbert tendrá en la cancha a sus hombres más destacados, encabezados por Chris Pillen, delantero de 29 años, quien milita en el Celtic de Escocia y que en algún momento fue fichado por el Manchester City.

En el ataque también contarán con Chris Wood, de 1.90 de estatura, 29 años y que pertenece al West Bromwich de la Liga Premier de Inglaterra.

La tercia la complementa Craig Henderson, volante ofensivo de 23 años, que milita en el Mjällby del futbol de Suecia y que ya sabe lo que es destacar y festejar goles con su selección.

El último compromiso del rival del Tri de esta noche se dio en marzo, fecha FIFA en la que igualaron 1-1 ante China.

Tras ver el perfil de Nueva Zelanda, sólo resta esperar a que esta noche los representantes de Oceanía se inspiren para ser un verdadero examen para José Manuel de la Torre y sus muchachos de cara a la Copa de Oro.