Cuervos de Baltimore buscará tomar desquite de la derrota sufrida en el 2012, cuando este domingo visite por segundo año consecutivo en la final de la Conferencia Americana (AFC), a la escuadra de los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Esta será la primera vez que los mismos equipos disputen por segundo año consecutivo la final de la Conferencia Americana, desde que los Broncos de Denver y los Cafés de Cleveland, lo hicieran en los años de 1986 y 1987.

Para Baltimore, el partido de este domingo tiene una carga emocional muy fuerte, ya que en caso de perder sería el último cotejo que haya disputado en sus 17 años de carrera su apoyador central Ray Lewis, el único jugador que queda activo desde la aparición de este conjunto.

Esta será la tercera vez en la que estos dos equipo se enfrenten en partidos de postemporada y la serie se encuentra nivelada a una victoria por bando, la primera vez que chocaron, en el año de 2010, en partido de la primera ronda de postemporada de la Conferencia Americana, los Cuervos apalearon como visitantes a los Patriotas 33-14

En lo que fue la primera ocasión en la que estos dos equipos disputaron el título de la Conferencia Americana, los Patriotas consiguieron un agónico triunfo sobre el equipo de los Cuervos a los que vencieron por 23-20.

Por otra parte, en el corto historial del equipo de Baltimore en la NFL, ésta será la cuarta ocasión en la historia de los Cuervos que disputan el derecho de ser el equipo que represente a la Conferencia Americana en el Súper Tazón, teniendo hasta ahora marca de un triunfo por dos reveses.

La primera vez que Baltimore disputó este partido fue en el 2001, cuando derrotaron a Raiders de Oakland con un claro marcador de 16-3 y en el 2009, Cuervos volvió a disputar este desafío y cayó en su visita con los Acereros de Pittsburgh 23-14.

A su vez el conjunto de los Patriotas de Nueva Inglaterra se convierte en la tercera escuadra con más apariciones en finales de la AFC, ya que jugará por novena ocasión este cotejo y su palmarés es impresionante ya que hasta ahora tiene récord de siete ganados por un perdido.

Los únicos equipos que superan a Nueva Inglaterra, en número de veces que han disputado la final de la AFC, son los Acereros de Pittsburgh quienes ha llegado a esta instancia en 15 oportunidades y Raiders de Oakland, quienes han llegado a este desafío 11 veces.

Si hubiera que marcar a un favorito, ése sería la escuadra de los Patriotas, ya que ha dominado claramente la serie entre estos dos cuadros, pues ha ganado en las seis ocasiones en que se han visto las caras en temporada regular, mientras que en juegos de postemporada la serie está empatada a una victoria por bando y en cuatro de dichos cotejos, la diferencia en el marcador ha sido siete o menos puntos.

lgl