Los dirigientes con más tiempo

Pocos personajes tienen el poder que hoy sostiene Mario Vázquez Raña. Apenas necesitó una tercera parte de los votos en la 50 Asamblea de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) para ser reelegido como Presidente para el periodo 2012-2016.

Con 37 años en la presidencia, el también empresario sorteó los rumores que lo ponían ya fuera de la dirigencia del organismo, aunque el proceso de elección, en el que Vázquez Raña era el único candidato, no fue para nada sencillo.

Porque a Don Mario, como se le conoce en las esferas deportivas internacionales, no es fácil contradecirle. Ayer, el mexicano, quien está próximo a cumplir 80 años, había propuesto dos opciones para refrendar su reelección. Ya fuera que se hiciera a mano alzada o de pie y con aplausos. No había opción.

Lo que parecía un trámite sencillo se convirtió entonces en un proceso tenso que duró más de media hora. Y es que Luis Mejía, presidente del Comité Olímpico de República Dominicana, pidió que la elección se hiciera a voto cerrado, pues exigía su derecho a tener anonimato en la elección.

Entonces el gesto de Vázquez Raña cambió por completo. Su rostro, ya de por sí enérgico, se convirtió en duro e intransigente. El dirigente aceptó que se hiciera una votación previa al proceso de elección para elegir la manera en la que sería mostrada la aprobación de los miembros de los comités olímpicos nacionales, además de las dos propuesta hechas por él, habría pues una tercera: el voto secreto.

Sin embargo, la situación se tornó tensa cuando el dirigente comenzó a cuestionar uno por uno a los representantes de los comités qué método elegirían. Ante la confusión, algunos dirigentes optaron por el voto cerrado, el cual fue tomado por Vázquez Raña como voto abierto. El conteo quedó de la siguiente manera: siete para el voto secreto, 14 para el voto a mano alzada y 19 por aclamación.

Entonces el desdibujado rostro de Vázquez Raña se iluminó de nuevo aquí hubo democracia. En el deporte, siempre hay un ganador, un segundo y un tercer lugar, pero en este caso, sólo había un participante y por lo tanto, no hay más que discutir: gané yo , argumentó, mientras en el rostro de dirigentes como República Dominicana, I. Vírgenes, Trinidad y Tobago, Bermuda y Puerto Rico, la frustración se veía reflejada.

Fue así que apenas un tercio de los presentes se puso de pie para ovacionar a Don Mario y, con ello, aprobar el nuevo mandato del mexicano al frente de la Odepa hasta de 2016, año en el que cumplirá 41 años al frente del organismo.

Mario Vázquez Raña no ha sido el único dirigente en mantener el monopolio en la Presidencia por muchos años. Casos similares en nuestro país son, por ejemplo, Guillermo Álvarez Cuevas, quien lleva poco más de 23 años al frente del Cruz Azul; Felipe Muñoz, al frente del COM cumplirá 12 años; a nivel internacional, Joao Havelange fue Presidente de FIFA por 24 años; Juan Antonio Samaranch ocupó por 21 años la Presidencia del COI, mientras que José Sulaimán, presidente de la Comisión Mundial de Boxeo, en diciembre de este año cumplirá 37 años como Presidente del organismo.