El nombre de Ismael Íñiguez debe estar fresco en la memoria de los aficionados de Necaxa. Y es que el delantero, ya retirado del futbol, anotó el gol que le dio a los Hidrorayos su última victoria en la Primera División, resultado que alcanzaron el 25 de febrero del 2011 contra Santos. Mañana, cuando reciban a Pumas, el plantel dirigido por Alfonso Sosa buscará terminar con esa estadística.

Tras aquella última vez que los seguidores rojiblancos pudieron saborear un triunfo en Liga MX, el cuadro de Aguascalientes acumuló cinco empates y cuatro descalabros en dicho campeonato de Clausura, mientras que en el Apertura 2016 tampoco ha podido ganar y suman dos igualadas (contra Cruz Azul y León) y un descalabro frente a Pachuca.

Para dimensionar los cinco años que han transcurrido basta mencionar que de los 14 futbolistas que estuvieron en la cancha contra Santos en febrero del 2011, 42% ya se ha retirado. Pablo Quatrocchi, Paulo César Chávez, José Antonio Castro, Fernando Salazar, Everaldo Barbosa y el mismo Íñiguez ya no están más en el balompié profesional y comienzan a hacer más valiosa esa alineación en la que aparecieron también Oscar Pérez, Arturo Ledezma, Juan Carlos Silva, Juan Carlos Mosqueda, Christian Suárez, Sergio Blanco, Luis Pérez y Diego Gandín.

Luego de acumular 270 minutos sin gol y, por consecuencia, sin triunfos en su regreso a la Primera División, en Necaxa aceptan que comienzan a inquietarse por la falta de contundencia y de resultados. Es algo en lo que estamos pensando. La realidad es que necesitamos goles porque lamentablemente no hemos podido marcar, claro que toda la gente comienza a preocuparse , aceptó Marcos González, capitán del club de hidrocálido.

El hondureño Brayan Beckeles también habló y, tras asegurar que están conscientes de que su realidad es apremiante, aseguró que con el correr de los partidos los rayos comenzarán a sumar victorias. Viene empezando el torneo y mientras vaya transcurriendo iremos aprendiendo cómo ir sacando mejores resultados .

Tras tres semanas de volver a la Liga MX los jugadores necaxistas deberán de apurarse a sumar su primera victoria, porque de lo contrario harán aún más grande el recuerdo y la nostalgia por aquella alineación del Clausura 2011 que obtuvo el triunfo ante Santos.