La palabra arcilla es un sinónimo de Rafael Nadal. No hay un tenista en el mundo ni en la historia que tenga una mejor relación con este tipo de suelo: ha ganado siete de cada 10 títulos allí y, gracias a eso, ha generado un ingreso superior a 86 millones de dólares.

Nadal confirmó su poderío en la arcilla este 25 de abril al ganar el Abierto de Barcelona ante el griego Stefanos Tsitsipas (6-4, 6-7 y 7-6), un duelo reñido que tardó tres horas y 83 minutos. Este fue el trofeo número 87 de su carrera, de los cuales 61 han sido en suelo rojizo.

Ya en 2017, el oriundo de Manacor había superado los 49 campeonatos del argentino Guillermo Vilas como máximo ganador en arcilla; en cuanto a victorias en general sobre este tipo de suelo, Nadal también es líder con 452, superando a Novak Djokovic con 228 y a Roger Federer con 223.

Durante su carrera, Nadal ha ganado 124,111,811 dólares. Si esta cantidad se divide en el número total de títulos promedia 1.42 millones por cada uno, por lo que en sus 61 trofeos de arcilla suman un aproximado de 86.62 millones, que significan el 70% de sus ingresos.

La efectividad de Rafael Nadal en arcilla es del 92%, ya que frente a sus 452 victorias solo tiene 41 derrotas; es su efectividad más alta en cualquier tipo, superando el 85% que tiene en exteriores y su 83% general.

El trofeo del Abierto de Barcelona es el primero de Rafael Nadal en 2021 y ocurrió 196 después de su última celebración, que fue el Roland Garros del 11 de octubre de 2020, contra Novak Djokovic también sobre arcilla. La última vez que Nadal perdió una final sobre este suelo fue el 10 de mayo de 2015 ante Andy Murray, en el Madrid Open.

Además, el triunfo ante Tsitsipas en Cataluña significa consolidarse como el máximo ganador en la historia del Abierto de Barcelona con 12 trofeos. Nadal es también el máximo ganador de otros tres torneos en el mundo: Roland Garros (13), Másters de Montecarlo (11) y el Abierto de Roma (9).

“Es una victoria importante para mí, en primer lugar porque es un torneo histórico y, en segunda, porque es en mi club. Es un torneo que he disputado durante toda mi carrera y he visto desde que era pequeñito. El momento de la temporada es perfecto para ganar el primer título, creo que esta semana me puede ayudar para encarar lo que viene con una mentalidad positiva”, reflexionó tras la victoria.

Aunado a ello, Rafael Nadal volverá a tomar el puesto 2 del ranking mundial ATP a partir de este lunes 26 de abril, con un total de 9,810 puntos con los que superará al ruso Daniil Medvedev, quien se queda en 9,700. El líder seguirá siendo Novak Djokovic con 11,963, pese a que fue eliminado del Abierto de Serbia en semifinales.

La próxima aparición de Nadal serán el Abierto de Madrid del 2 al 9 de mayo, después vendrá el Masters 1000 de Roma y, entre junio y agosto, se espera su participación en los Grand Slams de Roland Garros y Wimbledon, así como en los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Intento no mirar mucho para atrás, estamos en un deporte donde uno no se puede despistar autocomplaciéndose con los títulos conseguidos. Por supuesto que estoy satisfecho por la carrera que he tenido, lo que pasa es que vivimos del presente, así que lo intento es estar preparado. Soy consciente de todo lo que se ha ido consiguiendo, los números son increíbles, pero intento esforzarme en el día a día y estar listo para lo que viene”, concluyó este fin de semana en Barcelona.

deportes@eleconomista.mx