La NBA cambia de mentalidad y expande sus reglas de propiedad de equipos para permitir que fondos de inversión de capital privado adicionales compren participaciones minoritarias en equipos. Esto es significativo, pues la mayoría de las ligas se han opuesto durante mucho tiempo a la propiedad de equipos institucionales.

La junta de gobierno de la liga permitirá que el capital privado y otros tipos de inversores puedan llegar a poseer hasta un 20% del capital de una sola franquicia.

Además, los fondos podrán tener participaciones en un máximo de cinco equipos distintos. Si varios fondos invierten en un equipo, su participación conjunta no podrá superar el 30%.

El comisionado de la NBA, Adam Silver, confirmó a principios de este año que, por primera vez, la competencia estaba explorando la creación de un vehículo de inversión para comprar participaciones minoritarias en varios equipos en diciembre de 2019.

Las valoraciones de las franquicias de la NBA se han disparado, y el ranking de Forbes para 2020 señala que costaría hasta 4,600 millones de dólares para comprar una franquicia de la NBA.

También, de acuerdo a ESPN, la liga estaba sopesando la idea de dos nuevas franquicias de expansión, otra medida que ayudaría a compensar las pérdidas de Covid-19, fijando el precio en 2,500 millones de dólares para cada equipo.

Hace aproximadamente un año, la NBA aprobó a Dyal Capital Partners, una división de la empresa estadounidense de gestión de inversiones Neuberger Berman, para comprar participaciones minoritarias.

Como parte de la alianza con Dyal, la liga acordó proporcionar algunos servicios y recibirá una parte de los honorarios de gestión y una parte de las ganancias.

 

Dyal anunció que se combinaría con otro administrador de activos y cotizaría en bolsa a través de una empresa de adquisición de propósito especial (SPAC). La firma agregó que su acuerdo con la NBA "sigue sujeto a negociaciones en curso" y cualquier acuerdo "puede ser terminado o modificado por la NBA".

Otras entidad de capital privado interesada es Arctos Sports Partners, que busca tomar participaciones minoritarias en varios equipos de la NBA, según reportó Sportico. La compañía, que está codirigida por el director ejecutivo del Madison Square Garden, Doc O’Connor, busca convertirse en el segundo inversionista institucional con permiso de la liga de baloncesto de América del Norte para realizar tales inversiones.

Además de O'Connor, Arctos está codirigido por el destacado inversor Ian Charles y también cuenta entre sus asesores al exjefe de Turner Sports, David Levy. Fundada en 2019, la firma se enfoca en adquirir participaciones pasivas en franquicias deportivas profesionales, así como en proporcionar liquidez y capital de crecimiento a los propietarios controladores. Según Sportico, Arctos ahora ha recaudado un total de alrededor de 950 millones, habiendo supuestamente recaudado entre 150 millones y 200 millones en capital fresco a fines del año pasado.

“A medida que las valoraciones de los equipos en su conjunto continúan aumentando, el universo de individuos de alto patrimonio neto que pueden comprar una participación minoritaria significativa se reduce, y muchas veces un multimillonario prefiere quedarse al margen hasta que un equipo completo esté disponible que comprar una participación minoritaria con derechos limitados ”, dijo a Yahoo Sports, Sean Clemens, director y director de Park Lane, un banco de inversión con una práctica deportiva activa.

Hay numerosos ejemplos de grupos de propietarios con más de un equipo deportivo, incluido Harris Blitzer Sports Entertainment, que es dueño de los 76ers y Devils y Kroenke Sports and Entertainment de la NHL, que es dueño de los Denver Nuggets, además de franquicias en la NHL, MLS y la Liga Nacional de Lacrosse.

deportes@eleconomista.mx