Grupo Pachuca y América Móvil, propietarios de Pachuca y León, tiene a sus dos franquicias clasificadas a la Liguilla, instancia en la que otras empresas que manejan dos clubes en Primera División no pueden presumir de haber accedido, y los Mineros de Zacatecas disputarán el título del Clausura ante Necaxa en el Ascenso MX. Si acaso Grupo Salinas, que maneja a Morelia y a Atlas, metió a Monarcas, mientras que los zorros tuvieron un semestre desastroso. Grupo Caliente y la familia López Chargoy tropezaron este semestre con los planteles que encabezan.

Claro que cuando tienes un negocio tiene que ser rentable , dijo a El Economista, Jesús Martínez, presidente de Grupo Pachuca, cuando anunció la compra de Estudiantes Tecos, en el 2012 (ahora Mineros de Zacatecas). Además de saber que cualquier empresa tiene que generar ganancias, la continuidad en sus proyectos y empresas, que respaldan a sus clubes, incluida América Móvil, que posee 30% de las acciones, han permitido darle credibilidad y estabilidad tanto a tuzos como a esmeraldas.

Además de sus patrocinadores, detrás de sus equipos de futbol hay una plaza, el Tuzo Forum, restaurantes, una universidad, entre otros negocios que fortalecen económicamente a sus franquicias.

El éxito radica, de entrada, en que en la estructura de Grupo Pachuca no se mueven puestos claves, como la presidencia y la vicepresidencia deportiva, que ocupan Martínez y Andrés Fassi respectivamente, situación que no sucede en otros grupos, que cortan cabezas y procesos de manera prematura. Además, la constancia, disciplina y orden , que destacan entre los valores de su filosofía, han llevado a la cancha buenos resultados.

La prueba de ello está en los números, mismos que indican que desde el Clausura 2014 a la fecha, Pachuca ha cambiado apenas a 32% de su plantel, mientras que León, a 20 por ciento. Dos títulos del León, un subcampeonato de Pachuca y muchas liguillas son la recompensa para Chucho Martínez y compañía.

Ésa sin duda es una de sus fortalezas, misma que contrasta con lo hecho por ejemplo con Grupo Caliente, que cambió del semestre anterior a este a 48% de los jugadores de Dorados, club que perdió la categoría; Tijuana modificó 32% y no tendrá Liguilla.

Lo mismo sucedió con Atlas y Grupo Salinas, que decidió cambiar a 40% de sus jugadores, además del cuerpo técnico, lo que los tiene en la penúltima posición de la tabla general. A esto hay que agregarle que, con el torneo en marcha, fue destituido Heriberto Ramón Morales como director deportivo y que Alberto de la Torre fue nombrado vicepresidente deportivo.

En los zorros saben que se equivocaron al rotar tanto y de mala manera su plantel. Yo pienso que se falló en contrataciones, que se falló desde el torneo anterior en tanta contratación, tanta salida de jugadores y por traer a un técnico sin compromiso (Gustavo Matosas) , dijo hace algunos días Alberto de la Torre.

Finalmente, hay que mencionar a la familia López Chargoy, que maneja a Puebla y a Jaguares, siendo los de Chiapas los que más dolores de cabeza sufrieron. Y es que luego de que hace un semestre fueron cuartos de la tabla general y calificaron; ahora, tras sufrir atrasos en sus pagos, liquidaron a un grupo de futbolistas que daba para mucho más que quedar en el último sitio de la tabla tras 16 jornadas.

Puebla, por su parte, modificó 36% de su plantilla y luego de haber sido campeón de Copa MX y calificar, en el 2016 se quedó fuera de la Libertadores y de la Liguilla, situación que le costó la cabeza a Pablo Marini, su exentrenador.

Grupo Pachuca ha puesto el ejemplo; ahora estará en otras empresas que tienen multipropiedad copiar las cosas buenas que hacen en Hidalgo y León, para poder trascender con sus franquicias.

No preocupa ascenso de Mineros

Con Mineros, otro equipo de Grupo Pachuca, en la final de la antes llamada Primera A, un posible ascenso del cuadro que enfrenará a Necaxa este miércoles y el próximo sábado no inquieta en la Federación Mexicana de Futbol (FMF) en el tema de la multipropiedad. En caso de sumar a este conjunto a León y Pachuca en la Primera División, Jesús Martínez y compañía tendrían hasta 2018 para desprenderse de la franquicia.

Y es que en 2013 Decio de María, cuando era el Presidente de la LigaMX, dio a conocer que los Grupos que manejan dos o más franquicias tendrían un lapso de cinco años para quedarse con un solo club en su poder. Está claro en el reglamento que tienen un tiempo definido para desprenderse de alguno de sus equipos , dijo el ahora presidente de la FMF tras la presentación del Balón con que se jugará la liguilla, para impulsar la campaña Limpiemos nuestro México .

Sobre la presentación del esférico con vivos color verde con el que se disputará la última fecha del Clausura 2017, la Liguilla y las finales en el Ascenso MX, Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, destacó que es un honor participar por cuarto año consecutivo en esta campaña en la que se concientiza mediante el futbol .