Miguel Herrera ha sido cesado del América este 21 de diciembre, acumulando cinco años y medio de trabajo en dos periodos. En ese lapso, no solo se convirtió en un símbolo en el tema deportivo, sino también en cuestión de ingresos: las ventas de jugadores de sus diferentes planteles sumaron 27.9 millones de euros, una cifra superior al resto de los equipos de la Liga MX.

Su primer periodo fue del Clausura 2012 al Apertura 2013, dos años en los que el club recibió 19.3 millones de euros tras las ventas de Christian Benítez al Al-Jaish de Qatar (11.7 millones), de Diego Reyes al Porto de Portugal (7 millones) y de Oswaldo Vizcarrondo al Nantes de Francia (600, 000 euros). Fue la primera vez que los tres salían del continente.

Sin embargo, la mejor temporada para Miguel en cuestión de logros deportivos y económicos fue la 2018-19, ganando una liga (Apertura 2018), una copa (Clausura 2019) y un Campeón de Campeones. Dichos títulos se reflejaron en el mercado de transferencias del verano de 2019, ya que América ingresó 38.4 millones de euros tras las transferencias de Edson Álvarez al Ajax (15 millones), de Mateus Uribe (9.5) y Agustín Marchesín (7.7) al Porto, además de Guido Rodríguez (4.5) al Betis. Al igual que en 2013, estos cuatro jugadores cumplieron su sueño de ir a Europa tras un año de éxitos con Herrera.

De hecho, las ventas de Edson y de Diego Lainez (por 14 millones de euros al Betis de España) representan las dos transferencias más caras de futbolistas mexicanos desde la Liga MX hacia clubes europeos, superando a Hirving Lozano, Raúl Jiménez y Javier Hernández. Aunque Raúl fue debutado por Alfredo Tena en 2011, fue Miguel Herrera quien lo convirtió en titular en el Clausura 2012, no obstante, no se le atribuye su venta al Atlético de Madrid porque el entrenador era Antonio Mohamed.

En un total de 11 torneos dirigiendo al América, el ‘Piojo’ y el club ingresaron un total de 42.6 millones de euros, aunque también gastaron 14.7 en compras de jugadores. Haciendo el balance, las águilas ganaron 27.9 millones, vendiendo a 12 jugadores, de los cuales siete fueron a ligas top de Europa.

En los cinco años que Herrera no dirigió al América dentro de la década 2010-2020, las ventas fueron por 23.5 millones de euros, es decir, 45% menos que en su gestión y con siete entrenadores: Manuel Lapuente, Carlos Reinoso, Alfredo Tena, Antonio Mohamed, Gustavo Matosas, Ignacio Ambriz y Ricardo Lavolpe.

Durante las gestiones del ‘Piojo’ entre 2012-14 y 2017-20, solo dos equipos lograron más ingresos por transferencias: Pachuca, con 46.7 millones de euros, y Guadalajara con 44.5, sin embargo, en el balance entre ventas y compras, ambos tienen una menor cantidad que el América, ya que los Tuzos se quedaron con 11.7 millones y las Chivas, incluso con cifras negativas de -15 millones.

Temperamento que cuesta la chamba

Miguel Herrera es el único técnico que puede contar que fue destituido por su temperamento de dos de los puestos más codiciados en el futbol mexicano: del América, el club más ganador de la Liga MX, y de la selección nacional, ambos en un periodo de cinco años.

Ni en América ni en el Tri perdió el cargo por cuestión de méritos deportivos. En las águilas, es uno de los tres técnicos con más títulos, con cuatro, al igual que el brasileño Jorge Vieira (entre 1987 y 1990) y  que Raúl Cárdenas (entre 1975 y 1978). De hecho, el ‘Piojo’ superó en este 2020 al propio Cárdenas en el rubro de más victorias en la historia del club, con 134 en 260 partidos oficiales.

Pero las razones de sus despidos van más allá de la cancha. El primer cese fue con la selección mexicana en julio de 2015, cuando él y su hija agredieron a los narradores Christian Martinoli y Luis García, de TV Azteca, en un aeropuerto de Filadelfia. No sirvió que Herrera venía de ganar la Copa Oro de ese año, Decio De María decidió quitarlo del banquillo del Tri.

En este 2020, Herrera dejó insatisfecha a la afición tras la eliminación del América a manos de Chivas en cuartos de final, pero la gota que derramó el vaso fue la caída ante Los Angeles FC en Concachampions. Al medio tiempo, el entrenador americanista y el auxiliar del club estadounidense, Ante Razov, intercambiaron manotazos, lo que derivó en la expulsión para el ‘Piojo’. El equipo se desconcentró y le dieron la vuelta de 1-0 a 1-3.

“Las actitudes dentro de la cancha no cumplen con la grandeza de la institución ni es lo que espera la directiva”, escribió el América en el comunicado oficial mediante el cual anunciaron el cese de Miguel Herrera, quien también caracterizó altercados contra otros técnicos como Ricardo Lavolpe y Hernán Cristante a lo largo de su gestión en las águilas.

fredi.figueroa@eleconomista.mx