La F1 anunció que Miami hospedará un Grand Prix al año a partir de 2022. De acuerdo con Forbes, eso le costará alrededor de 966 millones de dólares a la ciudad por un contrato de una década.

Miami compró una sede para Fórmula 1 por un costo de casi mil millones de dólares. De acuerdo con estimaciones de Forbes, una ciudad paga alrededor de 971.2 millones a la F1 por 10 años, una cifra que se divide entre el precio neto de los 10 circuitos más los gastos operativos de cada uno de ellos.

Previo al Gran Premio de Imola, la F1 anunció la firma de convenio con representantes del Hard Rock Stadium, para albergar un Grand Prix en Miami a partir de 2022 y durante los próximos 10 años.

Forbes explica que cada año de esos 10 tiene una tarifa diferente que las sedes deben pagar a la Fórmula 1. La estimación indica que el primer año se pagan 31.5 millones de dólares y la cifra va en aumento hasta llegar a los 48.9 en el décimo año, por lo que solo por el derecho de recibir a la competencia Miami pagará 396.2 millones.

A eso se suman los gastos operativos, que por cada circuito realizado cuestan 57.5 millones de dólares entre seguros, utensilios, barreras, gradas y staff. En un contrato de 10 años, los gastos operativos alcanzan un costo de 575 millones, que sumados a los 396.2 de las tarifas, dan un monto total de 971.2 millones.

Francis Suárez, alcalde de Miami, aplaudió el anuncio en sus redes sociales, aunque no especificó las aportaciones gubernamentales al circuito, mientras que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, no se pronunció.

El comunicado de la Fórmula 1 señala que las negociaciones se hicieron con directivos de los Miami Dolphins (NFL), equipo estelar del Hard Rock Stadium. Stephen Ross, propietario, y Tom Garfinkel, CEO, lograron el acuerdo con Stefano Domenicali, el CEO de la F1.

“Estados Unidos es un mercado de crecimiento clave para nosotros y estamos muy alentados por nuestro creciente alcance. Trabajaremos en estrecha colaboración con el equipo del Hard Rock Stadium y la FIA para asegurarnos de que el circuito ofrezca carreras sensacionales, pero también deje una contribución positiva y duradera para la gente de la comunidad local", indicó Domenicali.

“El campus del Hard Rock Stadium existe para albergar los eventos globales más grandes en beneficio de toda la región. Hemos trabajado con diseñadores especializados para crear una pista que nosotros, la F1 y la FIA creemos que brindará excelentes carreras y esperamos crear las mejores experiencias únicas para los fanáticos que reflejen la naturaleza diversa y dinámica de Miami”, agregó Garfinkel.

Miami se convertirá en la onceava sede de Estados Unidos en la historia de los Grandes Premios de la F1 desde 1950, cuando todo empezó en el circuito de Indianápolis. En la actualidad, Austin se mantiene como parte del calendario 2021.

Entre 2020 y 2021, Miami ha sido epicentro del deporte tras albergar la burbuja de playoffs de la NBA, la Serie Mundial de la MLB y el Super Bowl LV. Incluso, el estado de Florida se ofreció para ser sede de los Juegos Olímpicos en caso de la cancelación de Tokio debido a la pandemia.

deportes@eleconomista.mx