Sincronía de oro fue la que obtuvieron Rommel Pacheco y Jahir Ocampo en la final de trampolín 3 metros sincronizados varonil de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Sin rival cercano y con un alto puntaje de 429.51, Pacheco y Ocampo dominaron de principio a fin la tabla para ofrecer un espectáculo de calidad a los asistentes en el Complejo Acuático “Eduardo Movilla”.

El podio lo completaron la dupla colombiana de Sebastián Morales y Alejandro Arias, plata con 375.33, y los dominicanos Frandiel Gómez y José Calderón, bronce con 327.60.

Tras recibir su tercera presea en Barranquilla —dos oros y un bronce—, y escuchar el himno nacional en premiación realizada a lado de la fosa, el yucateco Rommel Pacheco declaró: “Nos sentimos muy satisfechos con este resultado, me despido de Colombia contento, satisfecho. Lo que vieron estos días no es de hoy sino de muchos años de trabajo”.

Por su parte, Jahir Ocampo, quien dice adiós a la justa del área con dos medallas áureas, comentó: “Hoy me sentí muy cómodo, mejor que lo hicimos muy bien y lo importante es que hicimos buenos puntos, hemos estado peleando fuerte a nivel internacional en sincronizados, ganamos bronce en la Copa del Mundo este año y esperamos continuar así para los Panamericanos de Lima y el Mundial del 2019”.

Por su parte, la neoleonesa Kenia Lechuga logró la quinta presea dorada para México en remo y su segundo metal áureo, al conquistar el cetro en la final individual de par de remos cortos, peso ligero, 2,000 metros, al cronometrar 8 minutos, 40 segundos y 74 centésimas. Además, el nadador Ricardo Vargas ganó su segundo oro luego de imponerse en los 400 metros combinados. Y la misma cantidad de primeros lugares suma la taekwondoín mexicana en poomsae, en el combinado mixto.