En Sudamérica no sólo juegan por ganar un campeonato. Al menos en Argentina, Colombia y Ecuador, países que tienen el mayor número de representantes en la Liga mexicana, saltan a la cancha con la intención de destacar, de ser vistos por algún club azteca y así poder ganar más dinero, olvidarse de los apuros económicos.

El Economista realizó un sondeo con jugadores y exjugadores foráneos que han militado en el balompié nacional y coinciden que el poder adquisitivo de los clubes mexicanos es uno de los grandes motivos para fichar con alguno de sus integrantes.

De Sudamérica es la región donde más jugadores deciden viajar a nuestro país para obtener un empleo en un equipo de futbol, son nueve nacionalidades de las 10 que integran la Confederación Sudamericana de Futbol a excepción de Bolivia.

Los futbolistas pamperos encabezan la lista de los países con mayor presencia en México con 37 representantes, seguidos por Colombia, que cuenta con 12. El top tres lo cierra Ecuador con 10.

El colombiano Carlos Darwin Quintero, atacante de Santos, aceptó que la seducción del salario es una de las ventajas para decidir fichar por algún club nacional.

Hoy por hoy, en América, es el país que mejor paga, también por el idioma se facilita, por la cultura, por eso es atractivo venir.

Uno siempre trabaja para llegar a un buen futbol, un buen equipo y gracias a Dios se me dio. Me gustó la opción y por eso vine, lo que uno quiere es que se abran las puertas para uno y su familia , dijo en entrevista telefónica con este diario.

En el caso de los jugadores ecuatorianos, Álex Aguinaga, símbolo de Necaxa que abrió la puerta para que hoy sus compatriotas lleguen en gran número, aseguró: El jugador ecuatoriano tiene buen nivel. Últimamente han entendido lo que es ser profesional. Esa parte en la cual empiezas a dejar del lado el pensar en el beneficio propio y te preocupas por el del equipo .

Tras dejar claro la evolución mental de sus paisanos, Aguinaga no dejó de lado el tema monetario. El futbol mexicano tiene un alto nivel. En la parte económica tiene la posibilidad de contratar a jugadores de altísimo nivel, por lo que permite a los jóvenes mexicanos crecer junto a grandes figuras, situación que no se podría tener en Ecuador .

Hay quienes dicen abiertamente que su salto de Sudamérica a nuestra Liga es por que les seduce el poder de nuestros clubes, por alcanzar un sueldo inimaginable jugando en sus países. Otros, como el argentino Martín Bravo, fueron más cautos al referirse por qué decidió llegar a Pumas.

Porque ha crecido mucho en los últimos años y vengo a mejorar y a aprender, a demostrar lo que hice en Argentina. Creo que el futbol mexicano es bueno y competitivo , dijo en el 2008 tras llegar con la UNAM.

[email protected]