La delegación mexicana consiguió consolidar la mejor actuación en los Juegos Panamericanos fuera de casa luego de superar las 23 medallas de oro que logró en la edición de Mar del Plata en 1995.

La disciplina donde se consiguió la nueva marca fue raquetbol. Primero con la medalla de oro en singles de Paola Longoria, quien además se convirtió en tricampeona panamericana donde no ha perdido ningún partido desde Guadalajara 2011, luego Toronto 2015 y ahora en Lima 2019.

“Hacer historia en este deporte y tener los números que tengo nunca imagine tenerlos, es bonito. No sé si sean mis últimos panamericanos, pero siempre de alguna u otra manera, cuando esté compitiendo me quiero retirar en unos Panamericanos”, dijo Longoria.

Posteriormente, Rodrigo Montoya y Álvaro Beltrán superaron sus respectivos enfrentamientos y se instalaron en la final de raquetbol varonil y con ello la medalla de oro 24 con la que la delegación mexicana superó las expectativas. La titular de Conade, Ana Gabriela Guevara, dijo antes de los Panamericanos de Lima, que la meta mínima eran 19 medallas de oro. La cosecha dorada del raquetbol (medallas 25 y 26 de oro para México) terminó con los primeros lugares en los dobles varonil con la pareja de Rodrigo Montoya y Francisco Javier Mar, y en la femenil con Samantha Salas y Paola Longoria. México barrió con todas las medallas de oro de este deporte en los Panamericanos.

Después de los Panamericanos de Mar de Plata 1995, fue en la edición de Santo Domingo 2003 (20 oros) y Toronto 2015 (22) donde más preseas de oro se habían obtenido fuera de México.

Para esta edición, de acuerdo con la página oficial de Lima, México participa con 520 atletas en un clima donde se vive recortes presupuestales, falta de pago de las becas de alto rendimiento, polémicas sobre altos salarios a funcionarios por la relación personal con la directora de Conade Ana Gabriela Guevara.

El presupuesto con el que cuenta Conade es el más bajo desde el 2008 cuando se destinaron 1,547 millones de pesos. Hoy el gobierno federal decidió otorgar 350 millones de pesos a Probeis, una oficina para producir peloteros profesionales para Grandes Ligas, donde los beneficiados son un pequeño grupo de personas al año y sólo en la categoría varonil.

Lo que destinaron para Probeis significa más de 20% de lo que tiene la Conade que vive una crisis económica y donde el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió hace unos días 150 millones de pesos en becas para los deportistas que están en la delegación mexicana (durante un año y diferido en meses), con estímulos especiales a quienes sean medallistas, con la intención de aportar para la preparación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.