Estefanía Fuentes del Razo es analista y precisa a la hora de hablar, la experiencia y conocimiento la avalan.

La Liga MX le abrió las puertas a su sueño de competir en el futbol de Primera División con las Águilas y ahora sus estudios y preparación profesional en comunicación y mercadotecnia le permitieron llevar su talento a la Serie A femenina.

Con cinco temporadas en la Liga MX femenil en los que sumó 47 partidos y un campeonato, la defensa es la tercera futbolista formada en México que migra hacia Europa, después de Cecilia Santiago y Rubí Soto.

Estefanía se ha encargado de construir su marca personal y además buscarse un lugar en el futbol extranjero por sus propios méritos. En entrevista con El Economista desde su habitación del hotel en su nueva residencia en Italia, la defensa central considera que en México muy pocas futbolistas cuentan con especialistas que las ayuden a crecer su marca, imagen y que las guíen en el proceso de la internacionalización.

—¿Cómo defines la marca Estefanía?

“Lo que quiero mostrar a mi audiencia y a la afición que me sigue es que puedes ser una persona integral, no solamente tienes que ser una futbolista profesional o solamente una profesionista, sino que puedes ser una buena jugadora de futbol, estudiar una carrera y lo más importante, que puedes ser una buena persona fuera de este ámbito. No quiero quedarme en solamente esta persona que es famosa o que cumplimos sueños y que se queda en eso, sino que se pueden hacer muchas cosas al mismo tiempo y se pueden hacer bien”.

—¿Cómo se complementa lo que estudiaste con tu carrera de futbolista?

“Quería hacer análisis deportivo, seguir estando cerca del futbol, siento que ser futbolista te ayuda a entender mejor el deporte, ahora esa ya no es mi tirada, ahora es ser delegada de FIFA y ayudar a crecer el futbol femenil. Soy futbolista, mujer y estudié todo lo que son redes sociales, medios, mercadotecnia por el lado de mi maestría, entonces siento que todo eso puede complementar para crear un plan estratégico y ayudar a crecer el futbol femenil”.

—¿Cómo has aplicado la comunicación, administración, mercadotecnia y la moda en la construcción de tu marca personal?

“Ha sido más en la parte estética, saber qué subir, en qué momento subirlas, qué textos poner para cada plataforma, las relaciones públicas a la hora de hablar con tus patrocinadores, con la gente, ahorita que hice mi perfil de atleta es como un curriculum con fotos y con todas estadísticas, la hice para mis agentes, hice un video de mis mejores jugadas y eso me ayuda. Si en algún momento necesito hacer un video, una gráfica, las puedo hacer”.

—¿En México qué tan común es que una futbolista maneje su imagen?

“Casi todas las futbolistas manejan su imagen solas, hay muy pocas que tienen un equipo detrás de ellas que les ayuda a crear una imagen, a llevar sus redes sociales, creo que sólo hay una o dos que tienen community manager. Eso todavía está en pañales aquí y es difícil para una jugadora saber si está yendo por buen camino, si está haciendo transparente con lo que muestra en redes sociales o si está mostrando algo que no es. Es muy difícil saber cuándo estás cruzando la línea al crear una imagen con la que no te identificas. Todavía se necesita mucha educación en la parte digital, de relaciones públicas y todo eso para que lo entiendan un poquito más”.

—¿De qué especialistas se tienen que rodear las jugadoras para aumentar sus posibilidades de ser vistas en Europa?

“Demostré que no necesitas tener al mejor agente del mundo, o al mejor equipo de trabajo para los medios digitales. Esa parte de querer sobresalir, de llegar a algún lado te hace trabajar y hacer las cosas tú. Yo lo sabía hacer por mi carrera, pero a lo mejor alguien que no lo sabe puede meterse a investigar, puede preguntar, puede ser autodidacta y hacer sus cosas, después crear conexiones, hablar con gente; no es tan difícil como lo era antes, ahora ya hay redes sociales, puedes conectarte con la gente del otro lado del mundo”.

—¿Qué tanto le importa a los clubes europeos que los fichajes que hagan del extranjero tengan ya una definición de marca, un patrocinio detrás?

“Depende de qué club sea. Creo que habla más el futbol de una jugadora, pero sí hay clubes que se basan en la imagen. Puede ser que la jugadora sea buena o tal vez no, pero si tiene presencia en redes sociales, patrocinadores, si tiene muy planteada esta imagen, esta marca de jugadora, hay equipos que contratan jugadoras por esa única razón, pero la mayoría de estos equipos contratas jugadoras por su futbol”.

—¿Qué tanto tiene que ver el club mexicano al que perteneces para que se abran las puertas a la migración?

“Me dio la oportunidad de empezar mi carrera profesional, eso es positivo, es uno de los mejores, para mí el mejor equipo de México y tiene muchos recursos futbolísticos y también de imagen, de publicidad, creo que eso es un plus, pero en realidad el que yo saliera o que llegara fue completamente dios, mi futbol y el trabajo que hice con mis agentes”.

—¿Cómo empatan las campaña publicitarias de Nerf y Hasbro con tu personalidad?

“La palabra que más he dicho es diversión, me la pasé excelente con el challenge de Nerf House y con el lanzador que es muy divertido y siento que esa palabra también la identifico en mi vida”.

—Describe Nerf House en tres palabras

“Precisión, alegría y unión”.

—¿Cuál es tu Nerf favorito y por qué?

“El ultraone, me gustó muchísimo porque te sientes como si estuvieras en un videojuego, los colores, diseño, todos los dardos que tiene este Nerf me gustó muchísimo”.

—Si pudieras crear un lanzador Nerf totalmente a tu gusto ¿Cómo sería?

“Sería de colores muy llamativos, un verde limón fosforescente con glitter, creo que lo diseñaría para que fuera un lanzador, pero también un arco, algo así”.

[email protected]