El presidente Emmanuel Macron visitó a la Selección francesa que será la anfitriona en el Mundial. Las jugadoras charlaron con el mandatario, se tomaron fotos y recibieron el mensaje que les tenía preparado.

“Debes tener el plan de juego correcto, el buen colectivo y jugar juntos, eso es lo que te hace ganar. Debes saber a dónde vamos y jugar juntos”, dijo en el Centro Nacional de Clairefontaine (Yvelines), acompañado por su esposa Brigitte Macron.

El equipo francés debuta en la Copa del Mundo el 7 de junio, frente a Corea del Sur en el Parc des Princes, antes de enfrentarse a Noruega en Niza, y luego a Nigeria en Rennes.

“Vine a decirles que me están motivando, aunque siento que no lo necesitan, quiero decirles que estaré el 7 de julio en la final para animarlas. Una competencia es exitosa cuando estás listo, tienes que prepararte, tener el nivel y más ganas”, explicó.

Legión de honor a la Selección

Acompañado por la ministra de Deportes, Roxana Maracineanu, y el presidente de la Federación Francesa de Futbol, Noël Le Graet, Emmanuel Macron almorzó con los 23 jugadores y la entrenadora Corinne Deacon.

El año “1998 fue un detonante para el futbol masculino porque la competencia se jugó en casa, pensamos que había una maldición, la Copa del Mundo no fue para nosotros. Estoy seguro de que esta Copa, el mundo en Francia, puede tener el mismo efecto de clic para el futbol femenino”, dijo Macron.

El presidente alabó “el sentido colectivo” y “la capacidad mental a prueba de todo” de la Selección francesa de futbol campeona del mundo en el 2018, entregando a los 23 jugadores y al cuerpo técnico la Legión de Honor.

“Han enorgullecido a un país por  ganar (...) porque han combinado la excelencia individual con el sentido irreprochable del colectivo”, declaró en un largo discurso de 45 minutos ante muchos responsables del mundo del futbol.

Además, ofreció un conmovedor homenaje a Didier Deschamps, tras haber sido “el hombre de las grandes victorias francesas en estos últimos 30 años”. El mandatario también mencionó uno a uno a los jugadores, como al joven Kylian Mbappé, “la revelación de este Mundial (...) que toda la Tierra nos envidia”.

Emmanuel Macron se reunió con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y la secretaria general de la FIFA, Fatma Samoura, en el Palacio del Elíseo.

“Como todos sabemos el enfoque del futbol mundial en los próximos años y, señor presidente, puede estar seguro de que el juego está en buenas manos”, declaró.