Las cuatro medallas olímpicas que posee Donald O’Riley Quarrie, mejor conocido como Don Quarrie, no son los logros más sonados del velocista de Jamaica que con 18 años formó parte del equipo jamaicano que acudió a los Juegos Olímpicos de México 1968.

Para Quarrie es motivo de orgullo presumir que en los Panamericanos de Cali, Colombia, de 1971, él implanto la marca de 19.86 segundos en los 200 metros, la más añeja en la historia de la máxima justa deportiva continental.

Los récords más cercanos a la marca de Quarrie se registraron 12 años después, en 1983, cuando la ciudad de Caracas, capital de Venezuela, recibió los Juegos.

El primero es el de los 100 metros planos que hasta el momento es propiedad del cubano Leandro Peñalver, quien detuvo el reloj en 10.06 segundos. La marca la comparte con el velocista Churandy Martina, de Antillas Holandesas, quien la igualó en la justa de Río de Janeiro 2007.

También en 1983, en la prueba de maratón, el corredor Jorge González de Puerto Rico cubrió la distancia en 2:12:43 horas. En esos mismos juegos, otro cubano, Luis Delís, en lanzamiento de disco, logró 67.32 metros.

En la rama femenil, también en 1983, en lanzamiento de bala, la cubana María Elena Sarría arrojó la bala 19.34 metros.

Lewis, Joyner-Kersee y Quirot

Entre las estrellas del atletismo que registraron sus nombres en el libro de récords de los JP están Carl Lewis y Jackie Joyner-Kersee de EU y Ana Fidelia Quirot de Cuba.

Lewis y Joyner-Kersee impusieron sus marcas en el salto largo varonil y femenil, en Indianápolis 1987, con 8.75 y 7.45 metros, respectivamente.

Oras cuatro marcas se implantaron en la justa de 1987 fueron las de 1,500 metros femenil, la de la prueba 4x400, salto de altura y lanzamiento de disco.

En la primera la corredora Linda Sheskey detuvo el cronómetro en 4:07.84 minutos: Mientras que en la prueba de relevos femenil el equipo femenil estadounidense registró 3:23.35 minutos.

En el salto alto Coleen Sommer libró la varilla en 1.96 metros y la cubana Maritza Martén arrojó el disco 65.58 metros.

Quirot, por su parte, logró las marcas en los juegos de La Habana. La velocista registro 49.61 segundos en los 400 metros y 1:58.71 minutos en los 800 metros.

También de 1991 se quedó la marca de los 400 metros que Roberto Hernández de Cuba recorrió en 44.52 segundos.

En el tablero de marcas de la justa continental, Cuba es el país que ostenta más registros en el atletismo con 18 y le sigue Estados Unidos con 12.