El Manchester United de José Mourinho apunta a romper de nueva cuenta el mercado de fichajes como lo hizo hace unos meses con Paul Pogba y Zlatan Ibrahimovic.

Con la llegada del 2017, suenan las pretensiones por jugadores en equipos como los Red Devils que buscan más peso en la Premier League, campeonato en el que marcha con 39 unidades en la sexta posición de la tabla por debajo del Arsenal y los Spurs.

Harry Kane, actual figura del Tottenham es mencionado actualmente en la prensa inglesa, tal y como comenzó la historia de Paul Pogba, por quien pagaron más de 100 millones de dólares. Una oferta del Manchester United por Kane, actual figura del Tottenham, rondaría los 100 millones de euros (104.5 millones de dólares).

Sin duda sería una de las bombas del mercado invernal.

Chelsea, líder de la Premier y dirigido por Antonio Conte invertiría 70 millones de euros (73.2 mdd) en la contratación de un zaguero que apunta hacia el central holandés Virgil van Dijk.

El defensor, de 25 años llegó al Southampton en el verano del 2015 y desde entonces ha experimentado una evolución que le ha llevado a consolidarse como uno de los pilares del equipo.

Mientras que el Hull City de la Liga inglesa, misma que ha marcado la pauta en los últimos años a la hora de abrir la cartera, haría un esfuerzo por reforzar su delantera con Samuel Eto’o, histórico rompe redes con pasado en el Real Madrid, Barcelona e Inter de Milán.

Para que el Hull City se haga de los servicios del camerunés deberán de igualar al menos el salario de 3.3 millones de euros que percibe en el futbol turco con el Antalyaspor. Dicha oferta consideraría al que fuese delantero del FC Barcelona como el máximo exponente de la plantilla en un ambicioso proyecto.

Sin embargo, Samuel Eto’o tiene claro que para abandonar el Antalyaspor tienen que garantizarle un contrato muy parecido o superior en lo económico al que percibe actualmente.