El cambio en la legislación migratoria develó la pasividad de los clubes de la Liga MX, tras publicarse el pasado 9 de noviembre del 2012 una modificación a la ley que exige a los nuevos futbolistas traer la visa de trabajo desde su lugar de procedencia, los equipos, con dos meses para realizar el trámite, no han podido ver acción sus refuerzos para el Clausura 2013.

En conferencia, Decio de María, presidente ejecutivo de la Liga MX, afirmó que los futbolistas extranjeros que jugaron en el inicio del torneo, lo hicieron bajo la anuencia de la Liga. No hay alineación indebida de nadie, el nuevo requerimiento de visado para profesionistas ha generado confusión para los equipos y despachos .

Debido a que el trámite para obtener la visa de trabajo se encontraba en proceso, se decidió que los refuerzos jugaran la Jornada 1.

Nadie actuó con dolo , afirmó Decio y mencionó que tanto los clubes como los agentes de futbolistas se habían acostumbrado a un procedimiento.

De María explicó que, debido a que los trámites para la obtención de la visa ya estaban iniciados al momento del inicio del torneo, se decidió que los futbolistas participaran en la jornada inaugural; sin embargo, para la segunda fecha se resolvió que debían de tener el trámite ya hecho.

Hay todo un sistema de cómputo que autoriza o desautoriza cada que empieza un partido, se llena la cédula y el software la valida , expresó y explicó que cada equipo es responsable de cumplir con la ley migratoria, ejemplificó el caso de Narciso Mina, refuerzo de América.

Cuando América jugó en Estados Unidos el 29 de diciembre, realizó la entrevista consular, cambió su estatus migratorio y regresó a México , dijo De María.

El directivo mencionó que no habrá sanción por parte de la Liga para los clubes que alinearon a sus jugadores sin contar con visa de trabajo, Migración es el único que puede emitir algún castigo.

[email protected]